Un Día Como Hoy en el Béisbol: Las cosas extrañas que ocurren cuando lanza un jugador de posición

play
El siempre entretenido intento de ver lanzar a un jugador de posición (1:50)

Tim Kurkjian le echa un vistazo a los siempre entretenidos momentos en el béisbol cuando un jugador de posición se trepa al montículo para intentar lanzar. (1:50)

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

UN DÍA COMO HOY EN 2016, Darwin Barney de Toronto cedió el jonrón ganador del juego en la entrada 19. Barney, por supuesto, es un jugador del cuadro, pero fue el décimo lanzador de este juego de los Azulejos. Solía ser muy divertido cuando un jugador de posición lanzaba porque ocurría solo unas pocas veces al año, pero ahora, en un esfuerzo por mantener a los lanzadores sanos, vemos más jugadores de posición llamados a lanzar cuando los juegos están fuera de su alcance. En 2019, sucedió 56 veces, en comparación con 49 en 2018. En ninguna otra temporada desde 1900 había sucedido más de 25 veces.

Cuando los jugadores de posición lanzan, ocurren cosas extrañas y divertidas, especialmente si uno de ellos se lleva la decisión. Rocky Colavito es el único jugador que tiene un juego de cuatro cuadrangulares (1959) y una victoria como lanzador (1968) en su carrera. Chris Davis (2012) de los Orioles, Babe Ruth (1930), y Jim Tobin (1942), un lanzador, son los únicos jugadores que tienen un juego de tres jonrones y una victoria como lanzadores en la misma temporada. En la victoria de Davis en 17 entradas sobre los Medias Rojas, el lanzador perdedor fue el jardinero Darnell McDonald. No hay forma de estar seguro de esto, pero se cree que es la primera vez desde 1909 que el lanzador ganador y perdedor en un juego fueron jugadores de posición.

En 2014, el receptor de los Cachorros John Baker lanzó en la entrada 16 de un juego, obtuvo la victoria y anotó la carrera ganadora, el primer jugador en registrar su primera victoria en las Grandes Ligas y anotó la carrera ganadora desde Ryan Hancock, un lanzador para los Angels en 1996. En 1988, el jugador puertorriqueño del cuadro de los Cardenales, José Oquendo, ingresó al juego en la 16ª entrada, lanzó tres entradas sin permitir anotaciones, luego cedió dos carreras en la 19ª para perder 7-5 ante los Bravos.

En 2014, el jugador de cuadro de los Tigres Danny Worth, usando una bola de nudillos, se convirtió en el primer jugador desde 1969 en lanzar una entrada en blanco en un juego y registrar dos ponches. El receptor Drew Butera y su receptor y su padre, Sal, son la única combinación padre-hijo de jugadores de posición en lanzar en un juego de Grandes ligas. Los primeros dos jugadores llamados Cody en lanzar en un juego fueron jugadores de posición, el receptor Cody McKay en 2004 y el jardinero Cody Ross en 2009.

En 2019, el receptor de los Dodgers, Russell Martin, se convirtió en el primer jugador desde Andrew Romine en 2017 en lanzar una victoria de nueve entradas (18-5), pero ese fue el día en que Romine jugó las nueve posiciones. Quite las acrobacias de los juegos en los que un jugador intenta jugar las nueve posiciones y último jugador de posición antes de Martin en lograr una victoria de nueve entradas fue Colavito, quien lanzó 2⅔ entradas en la victoria 6-5 en 1968.

El jardinero Doug Dascenzo, de 5 pies 7 pulgadas, lanzó cuatro veces en las ligas mayores. "Soy el relevista corto", dijo.

En 1989, el jardinero de los Pirates, John Cangelosi, que mide 5-8, lanzó una derrota en el Dodger Stadium. Su receptor fue el primera base de 6-4 Dave Hostetler, en su único juego detrás del plato. "Parecía que estaba usando el equipo que usaría un niño de 10 años", dijo el entrenador de los Piratas, Rich Donnelly. "Sus espinilleras ni siquiera le cubrían las espinillas. Y cuando Cangy salió de la parte trasera del montículo para recoger la bolsa de cal, desapareció de la vista. Todo lo que podías ver era la parte superior de su gorra''.

La única posición además de la receptoría que jugó David Ross en sus 15 años de carrera fue como lanzador, en dos veces en 2015. En ese segundo juego, conectó un cuadrangular después de haber lanzado una entrada. El primero de los 106 jonrones que Ross conectó en su carrera en las Grandes Ligas fue ante un jugador de posición, el inicialista de los Diamondbacks, Mark Grace. Grace miró a la sala de prensa y, con movimientos de mano, le preguntó al presentador Rick Sutcliffe qué lanzamiento tirar. Sutcliffe dijo "curva". Grace gritó: "¡No tengo una curva!". Ross golpeó una recta para lograr el jonrón. Mientras recorría las bases, Grace le gritó: "¡Date prisa! ¡Me estás haciendo quedar mal!"

Otras notas de béisbol del 1 de julio

  • En 1945, Hank Greenberg de los Tigres, en su primer juego después de ser dado de baja del servicio militar, conectó un jonrón. Está entre los jugadores más subestimados en la historia de las Grandes Ligas.

  • En 1982, el manager de los Orioles, Earl Weaver, trasladó a Cal Ripken de tercera base al campocorto. Típico Earl, podía ver lo que otros no podían ver, que Ripken podía manejar defensivamente el campocorto y que él traería poder a lo que entonces era una posición sin poder. No hubo advertencia previa. Ripken apareció en el parque, miró la tarjeta de alineación y Weaver le dijo que era el campocorto. Jugó dicha posición durante los próximos 15 años.

  • En 1980, nació Nelson Cruz. Buck Showalter siempre solía decir que algún día Cruz "pegará el jonrón más largo en la historia de las Grandes Ligas". Es uno de los 15 jugadores con cuatro o menos letras en su apellido que bateó 40 jonrones en una temporada.