Principales abridores dominicanos han tenido temporada para el olvido

Frankie Montás, Johnny Cueto y Luis Castillo no han podido tener el mismo éxito que en temporadas pasadas. ESPN

Algunos de los mejores lanzadores abridores han tenido una temporada para el olvido y muy por debajo de las expectativas que habían sobre ellos

La República Dominicana no se ha caracterizado por ser una productora de muchos lanzadores abridores de élite para Grandes Ligas. Sin embargo, en la actualidad hay varios hombres que forman parte integral de la rotación de varios conjuntos, quienes en la actual temporada han estado por debajo de las expectativas que se tienen sobre ellos.

Esto no quiere decir que automáticamente abandonen su respectivo estatus como algunos de los lanzadores más importantes del país, dadas las circunstancias de la actual temporada. De todos modos, llama la atención que jugadores de su calibre no hayan podido realizar los ajustes y correcciones necesarias para tratar de corregir la situación.

Nombres tan importantes como Johnny Cueto de San Francisco Giants, Frankie Montás de Oakland Athletics, Luis Castillo de Cincinnati Reds y Sandy Alcántara de Miami Marlins, han tenido una temporada para el olvido, aunque por momentos han demostrado destellos de las herramientas que los han establecido como abridores de nivel.

En el caso de Johnny Cueto, en 10 salidas ha sido duramente castigado por las ofensivas y por el momento, alcanza un elevado promedio de carreras limpias permitidas de 4.78, como consecuencia de 28 vueltas permitidas en 52.2 entradas lanzadas. Su principal problema han sido los cuadrangulares, ya que ha permitido al menos uno en seis de sus diez salidas (siete en total en la temporada). Las bases por bolas también han sido un problema para Cueto, quien ha otorgado 22 boletos.

Frankie Montás ha participado de nueve partidos junto a su equipo en lo que va de año, lanzando 43 entradas en las que ha permitido 28 carreras limpias, por lo que hasta el momento su promedio de carreras permitidas asciende a 5.86. Con 44 ponches y 20 bases por bolas, los temas de control de sus lanzamientos se han visto en casi todos sus partidos, en donde ha otorgado por lo menos dos bases por bolas, a excepción de un partido frente a Seattle Mariners a principios de agosto y sus últimas dos salidas.

Luis Castillo tuvo un inicio de temporada para el olvido, perdiendo cinco de sus seis primeras aperturas, aunque ha ido rectificando algunos detalles y sus últimas dos salidas han sido sus mejores. Con récord de dos victorias y cinco derrotas, el dominicano ha permitido 20 carreras limpias en 52.1 entradas de trabajo, por lo que su efectividad es de 3.44. Su capacidad de ponchar se ha mantenido, ya que ha alcanzado 66 (líder entre dominicanos), pero también ha tenido problemas de control, otorgando bases por bolas en ocho de las nueve ocasiones en que ha lanzado.

El caso del lanzador Sandy Alcántara es particular debido a que se perdió una significativa parte de la temporada a causa del COVID-19. A pesar de ello, ha tenido cuatro salidas en las que ha tolerado 17 carreras (solo 10 de ellas merecidas) en 22.2 entradas. Cortesía de ello, alcanza una efectividad de 3.97, en parte por permitir cuadrangulares en tres de sus salidas.