Importantes bateadores dominicanos han estado por debajo de las expectativas

Algunos de los batedores dominicanos más importantes han tenido una temporada para el olvido. ESPN

Varios de los jugadores dominicanos más importantes de las Grandes Ligas han estado por debajo de las expectativas que se tenían sobre ellos a principio de la temporada

Al acercarse el final de la temporada, algunos dominicanos se encuentran disputando las principales categorías ofensivas y sus nombres están siendo relacionados con las premiaciones de final de año.

Por desgracia, algunos nombres importantes han tenido un año para el olvido y su actuación ha estado muy por debajo de las expectativas que existían al principio de la temporada. Importantes jugadores con los que sus escuadras contaban, no han rendido al nivel esperado y dependiendo de la circunstancia particular de cada uno, eso podría tener implicaciones de cara al futuro.

Gary Sánchez, receptor de los New York Yankees, ha sido uno de los nombres más destacados de la lista, dado a su pobre desempeño ofensivo y a sus complicaciones a nivel defensivo. A raíz de eso, Sánchez fue enviado a la banca por varios partidos, ha tenido que compartir tiempo de juego con su los otros catchers del conjunto, Kyle Higashioka y Erik Kratz.

Hasta el momento, batea un anémico promedio de .126 con un porcentaje de embasarse (OBP) de .241 y un slugging (SLG) de .319, buenos para un OPS (OBP + SLG) de .560 en 39 partidos. Todos son los peores números ofensivos de su carrera luego de los primeros 39 juegos. Tan solo ha remolcado 15 carreras, a pesar de que la mayoría de ellas ha llegado gracias a sus siete cuadrangulares, mientras que se ha ponchado en 55 turnos al bate, logrando tan negociar solamente 15 bases por bolas.

El caso del inicialista Carlos Santana de Cleveland Indians, también ha sido de una temporada para el olvido. Bateando tan solo .210 y con un OPS de .692, el primera base está teniendo su peor año con “La Tribu”. Solo ha conectado cinco vuelacercas, pero a pesar de ello ha podido impulsar 23 carreras. Ha recibido 39 transferencias y se ha ponchado 35 veces. Es evidente que su aporte ofensivo ha sido extrañado por el conjunto, el cual se encuentra en tercer lugar de la división central de la Liga Americana y peleando uno de los dos puestos clasificatorios vía comodín, luego de haber estado en la cima de la división.

Vladimir Guerrero Jr. tampoco ha mostrado su mejor versión en el año. Luego de haber sido movido de posición hacia la primera base por Toronto Blue Jays, su año no ha sido nada sorprendente.

Con siete cuadrangulares en 47 partidos y tan solo 24 remolcadas, los números de poder del dominicano han sido bajos. Ostenta un promedio de bateo de .246 con un OBP de .325 y un SLG de .433, buenos para un OPS de .571. Se ha ponchado 35 veces y ha negociado 19 transferencias.

Quedando poco menos de dos semanas para el final de la temporada, las oportunidades para mejorar su año serán limitadas, por lo que la prioridad deberá ser aportar como puedan en el camino de sus escuadras hacia la postemporada y tratar de hacer lo mejor en caso de llegar, como aparentemente será.