Equipo ideal de la Serie Final LIDOM entre Gigantes y Águilas

Ronald Guzmán, Melky Cabrera y Juan Francisco deben de estar incluidos en la alineación ideal de la Serie Final de LIDOM. ESPN

Luego de una espectacular Serie Final entre Gigantes del Cibao y Águilas Cibaeñas, la cual culminó con el campeonato número veintidós en la historia del conjunto aguilucho, ESPN Digital presenta la alineación ideal conjunta entre ambos equipos

La primera Serie Final LIDOM entre los actuales campeones del béisbol dominicano, Águilas Cibaeñas y los Gigantes del Cibao dejó varias actuaciones icónicas que quedarán grabadas en la memoria de los fanáticos para el futuro. Desde espectaculares jugadas defensivas hasta enormes cuadrangulares y grandes presentaciones de picheo, la “Batalla por el Cibao” tuvo de todo, para todos.

Antes del inicio de la Serie Final LIDOM, ESPN Digital realizó una alineación ideal conjunta con los mejores jugadores de ambas escuadras que se disputarían el trofeo de campeones. En ese momento, siete jugadores de los Gigantes del Cibao y cuatro de Águilas Cibaeñas conformaron dicho equipo. Luego de los resultados de la final, la balanza se colocó del lado de los campeones y la escuadra ideal ha quedado compuesta por seis jugadores de las Águilas y cuatro del equipo de San Francisco de Macorís.

RECEPTOR:

Francisco Peña tuvo una gran serie final en todos los aspectos del juego como receptor. Su ofensiva fue la mejor de las Águilas Cibaeñas durante los primeros partidos, estuvo sensacional a nivel defensivo y comandando el cuerpo de lanzadores aguiluchos, por lo que se queda como receptor del equipo ideal en la final LIDOM.

PRIMERA BASE:

El Jugador Más Valioso de la temporada regular 2020-21, Ronald Guzmán, se mantuvo todo el año demostrando por qué ganó el premio. Su desempeño ofensivo se mantuvo en el mismo nivel que en las etapas anteriores, mientras jugó una defensa de Guante de Oro, premio que también ganó en la temporada.

SEGUNDA BASE:

Richard Ureña de los Gigantes de Cibao ocupa la segunda almohadilla del equipo ideal de la Serie Final LIDOM. El intermedista tuvo una gran participación a nivel defensivo y números ofensivos buenos, los cuales le hacen merecedor de quedarse con la posición.

CAMPOCORTO:

Ramón Torres fue el hombre que le cambió la cara a las Águilas Cibaeñas en su momento de mayor necesidad durante la Serie Final LIDOM. Jugó en los últimos cuatro partidos de la serie y desde que tuvo la oportunidad de entrar, causó estragos en el cuerpo de lanzadores de los Gigantes. Terminó con un promedio de bateo de .429, un OPS de 1.171 y cuatro vueltas remolcadas.

TERCERA BASE:

Kelvin Gutiérrez fue la segunda pieza ofensiva de mayor importancia para Gigantes del Cibao luego de Ronald Guzmán. El bateador también tuvo una gran serie final en todos los niveles y terminó como uno de los ofensivos de mayor producción de la etapa final del torneo de béisbol invernal dominicano.

JARDINEROS:

Los jardines están dominados por las Águilas Cibaeñas. El patrullero central de los Gigantes, José Sirí se mantiene en el equipo ideal, al igual que el veterano Melky Cabrera, sin embargo, a ellos se les une el Jugador Más Valioso de la Serie Final LIDOM, Juan Lagares, quien tuvo un desempeño espectacular, al convertirse en el quinto pelotero en impulsar al menos 10 carreras en una final, terminando con un promedio de bateo de .379 y un OPS de 1.193.

BATEADOR DESIGNADO:

La realidad es que, en términos generales, los bateadores designados no tuvieron una gran serie final. Sin embargo, Juan Francisco fue el que más produjo con dos cuadrangulares, cuatro remolcadas, un slugging (SLG) de .458 y un OPS de .689. Su promedio de bateo fue sumamente bajo (.167), al solo conectar cuatro hits en 24 turnos oficiales.

LANZADOR ABRIDOR:

Andy Otero fue sin duda alguna el mejor lanzador de la Serie Final LIDOM, por lo que las Águilas acertaron al seleccionarlo durante el draft de importados. En dos salidas logró dominar por completo a la ofensiva más productiva del torneo. Terminó con una victoria sin derrotas, un promedio de carreras limpias de 1.93 en 9.1 entradas de trabajo, ocho ponches y cuatro bases por bolas. Su promedio de transferencias e imparables por entrada lanzada (WHIP) fue de 1.39.

RELEVISTA:

Luis Castillo tuvo una labor impecable para las Águilas Cibaeñas como relevista. 4.2 entradas en cuatro partidos y dos victorias, mientras que solo permitió una carrera (sucia) hablan de lo bien que se mantuvo el joven lanzador. Terminó con cinco ponches y sin bases por bolas, mientras que los Gigantes solo pudieron conectarle un hit.