Mets dejan tendidos a Marlins con polèmico pelotazo a Michael Conforto

Hasta los New York Mets calificaron como golpe de suerte su victoria por 3-2 sobre los Miami Marlins.

Con las bases llenas y un out en la baja de la novena entrada y luego de que Jeff McNeil había empatado la pizarra con un jonrón para abrir el episodio, un pitcheo en cuenta de 1-2 en la esquina de adentro a Michael Conforto rozó la protección de su codo interno mientras se inclinó hacia adentro para darle la victoria a los Mets.

Inicialmente, el umpire de home Ron Kulpa comenzó a marcar el tercer strike y luego cambió de opinión a medio grito para decir que el lanzamiento le pegó a Conforto.

Los umpires charlaron sobre la decisión, pero ésta se mantuvo. Bajo las reglas para la revisión, una decisión sobre si un pitcheo está dentro de la zona de strike cuando toca a un bateador y si el bateador intenta evitar ser golpeado no es una acción revisable.

Por otro lado, la Regla 5.05(b)(2) señala que un bateador tiene derecho a ir a primera base cuando es golpeado por un lanzamiento a menos que:

(A) La pelota está en la zona de strike cuando toca al bateador o (B) el bateador no hace intento alguno por evitar ser tocado por la pelota; (2) Si la pelota está en la zona de strike cuando toca al bateador, debe marcarse strike, ya sea que el ateador intente o no evitar la pelota. Si la pelota está fuera de la zona de strike cuando toca al bateador, debe marcarse bola si no hace intento alguno por evitar ser tocado.

Después del juego, Kulpa reconoció que tomó una mala decisión al decir, de acuerdo al reporte, que “el bateador fue golpeado por el lanzamiento en la zona de strike. Debí haberlo puesto out”.

“No es la forma en que quería ganar el juego. Quería mandar la pelota a algún lugar”, dijo Conforto luego del encuentro. “Desde mi punto de vista, (el lanzamiento) era un slider, sentí que regresaba a mí y giré. Quizá haya levantado un poco el codo por costumbre, por reacción, y apenas rozó mi protector del codo.

“Sí vi que (Kupla) comenzó a marcar el out, pore so no se ve que tengo alguna reacción. No sabía qué iba a suceder. Sabía que iba a haber polémica. Nuestro coach de primera base me gritaba que fuera hacia primera y tocara la base para terminar el juego”.

El manager de los Marlins, Don Mattingly, dijo que los umpires le indicaron que podían revisar si la pelota había golpeado a Conforto. Ya fuera que Conforto girara hacia el lanzamiento o no, era una decisión de juicio “y no se pusieron de acuerdo en eso”.

“Lo más ´complicado es que es sólo un strike. Así de simple”, señaló Mattingly. “Uno pensaría que con todas las repeticiones que tenemos uno diría, ‘Esa pelota es un strike’. Me pregunto qué pasará cuando hagan automática la zona de strike y rompa el plano y el bateador hace eso (girar o acercarse a la pelota). Me pregunto si eso será strike o no. Pero eso se resolverá después”.

Conforto dijo no tener idea de cuáles eran las reglas sobre os pelotazos hasta que la vio en las televisiones del clubhouse luego del partido.

Luis Rojas, manager de los Mets, consideró que los umpires tomaron la decisión correcta.

“Vi que marcaban strike y luego que marcaron el pelotazo. Al final, los umpires tomaron la decisión correcta, una interesante, de hecho. El movimiento de la mano e intentar quitarse del camino causaron el pelotazo, pero tomamos la decisión”, insistió Rojas.