Kyle Schwarber iguala récord de 5 jonrones conectados en dos partidos seguidos en MLB

WASHINGTON -- Kyle Schwarber la desapareció tres veces e igualó un récord de las Grandes Ligas con cinco bambinazos en dos juegos seguidos, impulsando a los Washington Nationals para que vencieran el domingo 5-2 a los New York Mets y llevarse tres de cuatro encuentros de la serie.

Schwarber impuso un récord de la franquicia luego de pegar nueve jonrones en un lapso de 10 juegos, aumentando su total a 18 esta temporada, luego de su primer juego con tres jonrones. Tras quedar como primero al bate el 12 de junio, Schwarber tuvo cuatro impulsadas por segundo juego seguido.

Schwarber también se une a Mookie Betts como los únicos primeros bates en un line up en conectar cinco jonrones en un lapso de dos juegos en la era moderna (desde 1900). Betts lo hizo contra los Baltimore Orioles en 2016.

Tras moverse en el primer puesto el 12 de junio, Schwarber tuvo cuatro carreras impulsadas por segundo juego consecutivo.

"Para ser honesto contigo, no sé qué está pasando", dijo Schwarber.

Con cuenta de 2-0, Schwarber conectó una recta de Taijuan Walker (6-3), su cuarto jonrón abriendo un juego esta temporada.

"Creo que está atrapado en este momento", dijo Walker. "Simplemente estaba bateando todas las bolas rápidas que le lanzamos".

Coronó un turno al bate de ocho lanzamientos desapareciendo un sinker para iniciar la quinta entrada y que le dio una ventaja de 3-1 a los Nationals. Su tercer jonrón de la tarde fue contra un slider de Jeurys Familia, remolcando dos carreras en la séptima.

"Eso es lo más excitante que puedes conseguir", dijo el manager de los Mets, Luis Rojas.

Schwarber registró el sexto juego con tres cuadrangulares desde que la franquicia se mudó a Washington para la temporada de 2005, y el primero desde el juego de 10 carreras impulsadas de Anthony Rendón contra los Mets el 30 de abril de 2017.

"Soy un gran creyente de que batear es un sentimiento. No me malinterpretes, hay mecánica, hay enfoque, cosas así", dijo Schwarber. "Pero cuando entras en la caja y todo se siente bien, ya estás con una gran ventaja''.

El tercer jonrón de Schwarber siguió a un doblete como emergente de Gerardo Parra, un favorito de los fanáticos de 34 años que regresó a los Nationals el domingo cuando su contrato fue seleccionado de Triple A, Rochester. La música de Parra de la canción infantil "Baby Shark" se convirtió en un tema de la carrera de los Nationals hacia el título de la Serie Mundial 2019, y sonó antes de su turno al bate para deleite de la multitud.

Parra pasó la temporada pasada con los Yomiuri Giants en Japón, luego firmó un contrato de ligas menores con los Nationals el invierno pasado.

"Casi lloro", dijo Parra sobre la reacción de la multitud.

The Associated Press contribuyó con este reporte.