White Sox espera que Carlos Rodón lance en postemporada

DETROIT - Los Chicago White Sox tienen la esperanza que el zurdo Carlos Rodon esté listo para la postemporada a pesar de experimentar dolor en el brazo de lanzar durante y después de la salida del lunes contra los Detroit Tigers.

Rodón, de 28 años, lanzó solo 69 lanzamientos en tres entradas antes de abandonar el juego, que los White Sox perdieron 4-3.

"Estaba adolorido esta mañana", dijo el martes el mánager Tony La Russa. "Con suerte, es un dolor normal. Haremos un montón de cosas para prepararlo y mantener los dedos cruzados para que el miércoles esté listo".

Rodón ha estado lidiando con la fatiga del brazo durante las últimas etapas de la temporada. Los White Sox le han dado un descanso adicional, incluida una temporada en la lista de lesionados, pero nada ha funcionado hasta ahora. Varias resonancias magnéticas han salido limpias, por lo que el equipo continúa trabajando bajo el supuesto de que la carga de trabajo adicional esta temporada es la causa.

Debido a problemas en el brazo, Rodón lanzó 42 entradas combinadas en 2019 y 2020. Después del lunes, ha lanzado 127⅔ entradas este año. Tiene marca de 12-5 con efectividad de 2.47 en la mejor campaña de su carrera.

Se le preguntó a La Russa si Rodón estaría listo para los playoffs. Los White Sox, que ocupan el primer lugar, están a punto de hacerse con su primer título de división desde 2008.

"Creo que por eso tiene que subir al montículo, para evaluar eso", respondió La Russa. "Asumimos que puede hacer una de esas aperturas (de playoffs). Ayer no fue un buen día, así que tiene otra oportunidad el próximo miércoles. Ojalá sea un mejor resultado para que podamos ser más optimistas".

Rodón celebró una breve conferencia de prensa después de su salida el lunes y estaba mucho más decepcionado por permitir tres carreras, después de que los White Sox tomaron una ventaja de 3-0, que por la fatiga de su brazo.

"Solo un dolor normal", dijo Rodón. "Nada loco."

Rodón no expresó todos sus sentimientos, pero La Russa expresó su preocupación tanto después del juego del lunes como nuevamente el martes.

"Definitivamente estamos preocupados", dijo. "Con un descanso normal, lanzaría con cuatro días de descanso, pero no está haciendo eso. Está recibiendo el doble. Es una especie de patrón que hemos establecido durante todo el año para darle un descanso adicional. Por eso ayer fue una decepción".

Dos veces este mes a Rodón le han dado 10 días entre aperturas. Obtendrá nueve más antes de su última salida de la temporada, si puede hacerlo.

"La vacilación es una buena palabra", dijo La Russa. "No estamos asumiendo nada".