El loco (y posible) escenario de cuádruple empate por los Wild Cards de la Liga Americana

Un cuádruple empate por los Wild Cards de la Liga Americana se mantiene siendo posible. ESPN

Cuatro equipos se encuentran peleando los dos puestos de Comodines en el “Joven Circuito”, lo cual abre un entretenido, emocionante y prácticamente improbable múltiple empate para terminar el año en MLB

A menos de una semana de que termine la campaña regular de las Grandes Ligas, todo inicia a definirse de cara a cuáles serán los equipos que pasarán a la postemporada. Mientras que, en la Liga Nacional, todo está prácticamente definido, faltando solo cuatro partidos, la mayoría de los equipos ya están clasificados, sin embargo, el panorama en el “Joven Circuito” es completamente distinto al de su contraparte.

Tampa Bay Rays, Chicago White Sox y Houston Astros ganaron sus divisiones y aseguraron sus puestos para la postemporada, mientras que la historia del Wild Card, sin embargo, es completamente distinta.

Si Boston Red Sox y New York Yankees, ambos con récord de 91 victorias y 70 derrotas, pierden su partido de la jornada de hoy y Toronto Blue Jays, así como Seattle Mariners (90-71) alcanzan la victoria, se completa el cuádruple empate y habría que jugar dos partidos de desempate.

En ese caso, los ganadores de los encuentros pasarían a enfrentarse nuevamente en el juego de Wild Card de la Liga Americana, el cual se jugaría en casa del conjunto que haya ganado la serie particular.

Dicho escenario es el siguiente:

  • Si Blue Jays (con récord de 88-71) gana los tres encuentros que le restan, (contra Baltimore Orioles), sumado a que los Yankees (91-68) no ganen un juego más (van contra Tampa Bay Rays), añadiendo que Boston (89-70) gane dos de tres (contra Washington Nationals) y los Mariners (89-71) ganen dos de sus tres partidos restantes (contra Los Angeles Angels), todos terminarían con récord de 91 victorias y 73 derrotas, lo que obligaría a dos juegos de desempate para determinar quiénes se quedarían con los dos puestos de Wild Card y posteriormente, jugarían entre ellos para definir cuál equipo avanza, usando como sede el estadio del conjunto que ganó la serie particular entre ambos.

En este escenario, el equipo más beneficiado, siempre y cuando pueda lograr las victorias, sería Boston Red Sox, toda vez que ganó las tres series particulares en contra de los otros equipos, por lo que tanto su partido de desempate, como un eventual juego de Wild Card, serían jugados en Fenway Park.

Obviamente, el escenario es sumamente complicado, ya que dependería de que un equipo gane todos los partidos y otro los pierda, pero cae dentro del reino de lo posible, por lo que el cierre de temporada será uno de los más impredecibles, salvajes y emocionantes que se han visto en muchos años.