Aaron Judge: 'Esta temporada es un fracaso'

play
Análisis: Los Astros van a la Serie Mundial con sus abridores frescos (1:29)

Carlos Nava nos cuenta desde Houston lo confiados que están los Astros con lo descansados que van a llegar sus abridores al 'Clásico de Otoño'. (1:29)

HOUSTON - El paraíso de un hombre puede ser el infierno de otro, como los New York Yankees podrían haber aprendido tras quedarse cortos una vez más en la Serie de Campeonato de la Liga Americana (SCLA) al perder ante los Houston Astros en el Minute Maid Park.

La carrera de playoffs de los Yankees en 2019 terminó abruptamente el sábado por la noche con una derrota por 6-4 ante los Astros en el Juego 6 del SCLA, la misma etapa en la que fueron eliminados hace dos años. Contando la victoria de comodín de Houston sobre New York en 2015, los Astros han eliminado a los Yankees de la postemporada en tres de las últimas cinco temporadas.

"Siento que estamos en igualdad de condiciones con ellos. Desafortunadamente, los deportes pueden ser un poco crueles para el equipo que se va a casa, y eso puede suceder en la serie", dijo el mánager de los Yankees, Aaron Boone. "Pero el trabajo nunca termina. Y continuaremos intentándolo y supongo cerrando esa brecha o colocándonos en una posición para superar el obstáculo. Sé que todos en nuestra habitación creen que lo haremos, y tendremos muchas cicatrices por las batallas cuando finalmente llegemos a la cima de esa montaña".

Una temporada de 103 victorias, reclamando el cetro del Este de la Liga Americana por primera vez desde 2012, superando una serie de lesiones sin precedentes y abriendo la postemporada con una notable barrida de los Minnesota Twins, significó nada para los Yankees cuando se retiraron de los playoffs con un solo batazo de José Altuve contra el cerrador Aroldis Chapman.

"Es un fracaso", dijo un abatido Aaron Judge. "En el entrenamiento de primavera, hablamos de ganar la división y ponernos en un buen lugar en la postemporada para ganar una Serie Mundial. Nos quedamos cortos. No importa cuántos juegos ganamos en la temporada regular o qué más hicimos, esta temporada es un fracaso".

play
1:24

Luis Cessa con emociones encontradas

El mexicano debutó en postemporada con dos entradas en blanco en la derrota de Yankees.

Los Astros regresan a la Serie Mundial, y los Yankees se lamentan de las muchas oportunidades perdidas que tuvieron en la SCLA, desde fallar varias veces con corredores en posición de anotar, sus grandes bates desaparecieron cuando más importaba, hasta ver a su principal fuerza: el bullpen, cargar con dos derrotas.

Por primera vez desde la década de 1910, los 27 veces campeones del mundo terminarán una década calendario sin una aparición en el Clásico de Otoño. Esta fue la cuarta vez que los Yankees perdieron una Serie de Campeonato de la Liga desde la última vez que ganaron la Serie Mundial en 2009.

"Esto fue muy difícil. Nunca esperé tener una serie como esa", dijo el bateador designado Edwin Encarnación, quien bateó .056 (1 de 18) con 11 ponches. "Esa derrota realmente nos dolió, y me dolió mucho más, porque sabemos que tenemos un equipo que puede ganar la Serie Mundial, y perder en la forma en que perdimos y que yo tenga un rendimiento tan malo como el que tuve, va a doler mucho por mucho tiempo".

Los Astros tomaron una ventaja en la primera entrada con el jonrón de tres carreras de Yuli Gurriel contra Chad Green. La ofensiva de los Yankees dejó a ocho hombres en base y solo tuvo un hit con corredores en posición anotadora, antes de montar un rally de último suspiro en la novena entrada con un jonrón de dos carreras del DJ LeMahieu antes de que Altuve respondiera con un cuadrangular de par de anotaciones.
Brett Gardner, el último "sobreviviente" de las glorias pasadas de los Yankees, después de haber ganado un anillo como parte del equipo del campeonato en 2009, dio crédito a los Astros por superar a los Yankees en la serie.

play
0:45

Roberto Osuna: 'Es importante ganar el primer juego en el Yankee Stadium'

El pelotero mexicano mostró satisfacción por el triunfo y se explayó en elogios para Altuve y Cole.

"Es béisbol. Obviamente, DJ con un gran swing para empatar el juego. Y luego, como en una montaña rusa, ese batazo en la parte baja de la entrada", dijo el jardinero de 36 años que podría haber usado rayas por última vez. "Es duro. Es un año difícil. Luchamos tanto como pudimos durante todo el año. Definitivamente no es así como pensamos que esto terminaría. Incluso ayer, entrando al juego por 3-1, todavía nos sentimos bien con nuestras posibilidades. Simplemente no terminó como queríamos. Nos quedamos cortos".

Fue un final abrupto para los Yankees, cuyas expectativas de campeonato estaban en su punto más alto después de que su mantra del "próximo hombre que se levante" los llevó a través de una temporada plagada de lesiones. Creían firmemente que tenían un mejor equipo que la edición de 2017 que perdió ante los Astros y el que fue eliminado en Serie Divisional de la Liga Americana por los Boston Red Sox el año pasado.

El poderoso bullpen de los Yankees también fue "superado" en Houston. Los Yankees estaban 12-5 esta temporada cuando ganaban usaban un relevista como abridor, el mejor récord de ese tipo en la MLB, pero fueron derrotados en su propio estrategia en el Juego 6, con Green permitiendo tres carreras y Chapman no pudo exorcizar a sus demonios de postemporada en Minute Maid Park en lo que fue su segunda derrota, dejado al campo, en la SCLA.

"Cuando [Altuve] bateó eso, no podía creerlo", dijo Chapman. "No pensé que pudiera recibir un golpe así en ese momento y dejarnos al campo de esa manera. Pero esto es béisbol. Es un gran bateador, y no hice mi trabajo. Es por eso que perdimos".

Ahora ya no se hablará de "salvajes en la caja" o "el próximo hombre levantándose", solo una temporada baja para pensar en todas las oportunidades perdidas, incluyendo ir de 35-6 (.171) con corredores en posición de anotación, y reflexionar sobre dónde salió todo mal.

"Simplemente no pudimos capitalizar la ofensiva. Yo especialmente. Toda la serie", dijo Judge. "Es lo más importante que recuerdo: que dejamos ocho o nueve en este juego en base. Incluso a lo largo de toda la serie, dejamos a muchos muchachos en la base y tuvimos muchas oportunidades perdidas. Houston aprovechó las suyas. Ellos consiguieron poner gente en base y lo capitalizaron con un jonrón o un hit importante. Esa fue la diferencia en la serie".