Tigres del Licey y la cuarta final consecutiva de Serie del Caribe para República Dominicana

El país caribeño está en medio de uno de sus mejores tramos competitivos en la historia del evento.

En las últimas cuatro Series del Caribe, República Dominicana ha estado involucrada directamente en el partido final para definir al campeón. Los Toros del Este derrotaron a los Cardenales de Lara (Venezuela) en Puerto Rico para convertirse en los campeones de 2020, las Águilas Cibaeñas lograron la misma hazaña, aunque de forma invicta en 2021, derrotando a los Criollos de Caguas (Puerto Rico), mientras que los Gigantes del Cibao cayeron en la final de 2022 frente a los Caimanes de Barranquilla.

Se convierte además en el primer país que ha alcanzado la hazaña de ir a cuatro finales de manera consecutiva, tanto con el formato anterior del torneo como en el actual.

En esta ocasión, Tigres del Licey se enfrentará al equipo local, Leones del Caracas, en busca del tercer título de Serie del Caribe en cuatro años para la República Dominicana, el número once para ellos y el 22 en total para el país. Esto marca la primera vez en la historia de participaciones del país caribeños en que están estrechamente relacionados con la etapa final del torneo caribeño, asegurando, al menos, el subcampeonato.

República Dominicana se mantiene cómodamente como el líder histórico en coronas de Serie del Caribe con 21, cinco más que Puerto Rico, el segundo país con mayor cantidad, aunque con más de una decena de torneos que los dominicanos.

Para Tigres del Licey, el regreso a la final representa la culminación de lo que ha sido una temporada prácticamente perfecta en la que dominaron la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM) prácticamente durante toda la Serie Regular, terminando con 34 victorias. Quedaron empate en el primer puesto de la semifinal y liquidaron en cinco partidos la Serie Final contra Estrellas Orientales.

Representa, además, revancha por sus últimas dos participaciones de Serie del Caribe, en donde fueron un hazmerreír a todas luces frente a la competencia y es la culminación de 15 años de sequía en el torneo. A pesar de que se enfrentan a unos fieros Leones que ya les derrotaron en su primer encuentro, los Tigres han demostrado contar con el material necesario para estar en la cuarta final consecutiva por República Dominicana.