¿Sin nivel para el siguiente nivel?

ESPN

El mercado veraniego pasó de noche para los futbolistas mexicanos en Europa. Las grandes temporadas de Raúl Jiménez y del 'Tecatito' Corona no terminaron sirviendo para dar un paso más allá. Y apareció el pretexto perfecto: la situación económica del futbol, en medio de una pandemia que se tradujo en una dramática diminución de transacciones y de montos de dineros. Por Jiménez, querían 100 millones de euros, por 'Tecatito', pretendían 30. Son cifras altas que van justamente de acuerdo al valor del momento que viven ambos futbolistas…

play
1:53

"La excusa perfecta" para que los mexicanos no dieran el salto de calidad en este mercado

David Faitelson reflexiona en los casos de Ráúl Jiménez y Jesús Corona que sonaron para llegar a clubes más importantes en Europa.

SAN DIEGO, California -- Venga, vamos, que encontramos la justificación perfecta: los futbolistas mexicanos no mejoraron su nivel durante el verano, no lograron ascender a mejores clubes o ligas debido a la evidente crisis económica que afecta al futbol del mundo. ¿Nos quedamos con esa hipótesis?

El Wolverhampton habría pedido 100 millones de euros por Raúl Jiménez y el Porto dejó entrever que la cláusula de recisión del contrato de Jesús Manuel 'Tecatito' Corona rondaba los 30 millones de euros. Los dos mejores jugadores mexicanos en Europa se han quedado “varados” en sus clubes y por ende, no han podido acceder al nivel de juego para el que estarían debidamente acreditados. Diferente el caso de Hirving Lozano, quien hizo un gran esfuerzo para sostenerse en el Nápoles cuando sus días parecían contados y ha comenzado la temporada italiana como titular en el once de Genaro Gattuso. Y también, bajo otro contexto lo de Héctor Herrera, que tuvo poca participación con el Atlético de Madrid y que tampoco encontró la forma de dejar al club español a la búsqueda de mayor actividad.

La crisis existe, es una realidad. ¿Qué tan grave es?

La respuesta es sencilla: ¡El Real Madrid no sacó la billetera en todo el verano! Eso responde mucho mientras las cifras de operaciones en mercados como el de España, Italia y Alemania disminuían dramáticamente. No hay asistencia de los estadios, bajan los derechos de televisión y disminuyen también los ingresos por publicidad y venta de mercancías. La industria está colapsada o en vías de colapsarse.

Luego y siempre están las dudas sobre los verdaderos alcances del futbolista mexicano por jugar y establecerse en los mejores niveles del juego. Y eso es justamente lo que nos interesa y compete aquí. Por un lado, el problema es del jugador mexicano que ha mostrado poco en comparación con futbolistas de otras nacionalidades en los mejores niveles del juego. Y después, la poca confianza que existe en el “material” mexicano, cuestión que es, hasta cierto punto, normal. Si se conoce poco, se cotiza poco.

Sigo pensando que Jiménez está hoy por encima del nivel de su propio equipo, el Wolverhampton, pero también entiendo que no hubo demasiados -quizá ningúno- competidores que quisieran o pudieran pagar los 100 millones que piden por él. Lo de Corona, lo del 'Tecatito' parece más extraño todavía, porque había cumplido con una temporada muy regular en Portugal -el mejor de la Liga- y había mostrado versatilidad y eficiencia en el campo de juego con el Porto. Parecía listo para probarse en otra liga y ante otro nivel de obligaciones. Tampoco se fue.

Si queremos buscar un pretexto, el del colapso de la industria le queda perfecto a un futbol que, para ser sinceros, ha promovido pocos, muy pocos futbolistas al máximo nivel posible del juego. Lo de la caída del mercado es una justificación apropiada para las temporadas extraordinarias de Jiménez y del 'Tecatito', pero los antecedentes no ayudan y alimentan la duda.

@Faitelson_ESPN