Olney: MLB tiene mucho de qué preocuparse para el inicio de la temporada

play
Salvador Pérez, a los fans: '¡Cuídense mucho!' (4:03)

BBEN y su Diario del Catus intercambiaron con el receptor venezolano de los Royals de Kansas City. (4:03)

Cuando la temporada de Major League Baseball se reinicie en 2020, es decir, si se reinicia, porque es una tontería asumir algo en las circunstancias actuales, el período previo a los primeros juegos podría ser rápido y furioso, con todos presionando para regresar al campo y abrir los estadios.

Si los juegos se reanudan en el próximo mes o dos, entonces lo que llamaremos el segundo entrenamiento de primavera probablemente no tomará tanto tiempo, tal vez dos semanas. Los Yankees y los Padres están entre los equipos que votaron para continuar entrenando, pero muchos jugadores de todo el deporte se han dispersado y han regresado a casa. Si los equipos tienen una fecha de salida del 1 de mayo, los jugadores probablemente podrían reagruparse antes del 15 de abril y estar listos para jugar.

Los pitchers abridores han estado lanzando durante semanas, con múltiples apariciones en exhibición, y ya han aumentado sus conteos de lanzamientos en el rango de 60. Los relevistas todavía están aumentando la velocidad, pero no necesitarían mucho tiempo. Los jugadores de posición están básicamente listos, como ya acostumbran a estar a mediados de marzo de cada año; como todos saben en el deporte, las últimas semanas de entrenamiento de primavera son realmente para los lanzadores principiantes y para los dueños de los sitios en Florida y Arizona para obtener ingresos.

Si la fecha de inicio es a fines de mayo, digamos el fin de semana del Memorial Day, entonces el segundo entrenamiento de primavera podría requerir un poco más de tiempo. Si no hay béisbol durante todo el mes de abril, dicen algunos funcionarios de los equipos, entonces los lanzadores abridores necesitarán tiempo para reconstruir sus conteos de lanzamiento, tal como lo hacen cuando regresan de las lesiones. Pueden jugar por su cuenta, encontrar un receptor y tener sesiones de bullpen, pero no pueden replicar la intensidad de la acción del juego y necesitarán algo de eso antes de que comience la temporada regular.

Durante el paro laboral de 1994 y 1995, los jugadores de las grandes ligas no participaron en los entrenamientos de primavera junto con los jugadores de ligas menores y los jugadores de reemplazo. Después de una decisión judicial importante a favor de los jugadores a fines de marzo, las dos partes volvieron a la mesa de negociaciones y llegaron a un acuerdo el 2 de abril de 1995. Después de un entrenamiento de primavera truncado, la temporada regular de 144 juegos comenzó el 26 de abril. y el consenso general en ese momento era que el juego era irregular y los jugadores --no tan dedicados ni en sintonía con el entrenamiento físico durante todo el año como la generación actual--, no estaban listos.

En 1995, Mike Mussina estaba en el quinto año de lo que resultaría ser una carrera del Salón de la Fama, y comenzó el primer partido del 26 de abril para los Orioles en Kansas City, lanzando 49 lanzamientos en cinco entradas sin anotaciones. Kevin Appier comenzó para los Royals ese día, y hubo una sorpresa en el clubhouse de Baltimore que él lanzara tanto como lo hizo: 98 lanzamientos en 6 2/3 entradas sin hits.

Mussina lanzó cuatro entradas en su segunda salida, y con un día adicional de descanso entre su segunda y tercera salida, aumentó su recuento de lanzamientos a 89, luego a 100, en una era en la que los equipos no supervisaban los lanzamientos tan de cerca como lo hacen ahora.

Si MLB no se reanuda hasta mediados del verano, algunos miembros del personal creen que se requerirá algo cercano al mes de un segundo entrenamiento de primavera para poner a los lanzadores al día.

"Todos tratarán de regresar al campo y estarán motivados para jugar partidos [de temporada regular]", dijo un evaluador, "pero no sería justo para los lanzadores si los empujasen cuando no están físicamente listos para jugar".

Algunos jugadores y equipos tendrán más en juego que otros, con mucho en juego en 2020. Mookie Betts podría estar en línea para el contrato de agente libre más lucrativo en la historia del deporte profesional. Del mismo modo, George Springer de Astros, J.T. Realmuto de Phillies y Marcus Stroman de Mets están en línea para llegar al mercado en el otoño. Los Mets, un equipo actualmente a la venta, están diseñados para ganar este año, y cuanto más exitoso sea el club, más influencia habrá para la familia Wilpon cuando encuentre un comprador. Cuando y si hay una fecha para la reanudación del juego, los jugadores y Major League Baseball querrán comenzar la temporada 2020.

Pero cuanto más dure el retraso, más tiempo les tomará a los lanzadores ponerse a tono, y a medida que Major League Baseball y la asociación de jugadores consideren el calendario, deberán sopesar los riesgos de empujar a los jugadores nuevamente a la acción demasiado rápido contra las posibles recompensas que vendrán con la reanudación de la acción.

Y, por supuesto, siempre debe haber una seria preocupación por el impacto del coronavirus, por lo que algunos equipos no emitieron formalmente instrucciones de béisbol a los jugadores en los días venideros. "En este momento", dijo un miembro del personal, "se trata de hacer todo lo posible para mantenerse a salvo".