Bill Belichick, genio reparador

El head coach de los New England Patriots genera mucha polarización. Hay desde quienes lo consideramos el mejor entrenador en la historia de la NFL, junto con Vince Lombardi y Bill Walsh, hasta otros que no lo bajan de tramposo. Lo que no se puede negar es que tiene un genio especial para recuperar jugadores. Así ha sido a lo largo de su carrera y lo volverá a intentar con Cam Newton.

La lista es larga durante los últimos veinte años. Randy Moss le costó una 4ª selección colegial y le retribuyó con temporadas de 23, 11 y 13 recepciones de touchdown. ¡Ganga escandalosa! Por Wes Welker tuvieron que pagar una 2ª y una 7ª selecciones, en Patriots superó las cien recepciones y las mil yardas en cinco de las seis temporadas que jugó.

¿Corredores de bola? Claro, por Corey Dillon pagaron a Cincinnati una selección de 2ª ronda y le retribuyó para 3,180 yardas por tierra en tres temporadas. Dion Lewis estaba desempleado después de que lo habían cortado los Eagles, los Browns y los Colts, en New England fue funcional durante tres años.

En la defensiva son muchos los ejemplos. Mike Vrabel apenas jugaba en equipos especiales en Steelers; en los Patriots tuvo ocho sólidas temporadas, ganó tres Super Bowls y, ¡logró ocho recepciones de touchdown! Agreguen a Darrelle Revis, Aquib Talib y Rodney Harrison.

Durante veinte años tuvieron solidez en la posición de quarterback con Tom Brady. Contadas fueron las veces que tuvieron a otro jugador en esa posición, y encontraron respuestas con Matt Casell, Jimmy Garoppolo y Jacoby Brisett. ¿Por qué no pensar que Newton, con un contrato de mínimo impacto en el tope salarial para Patriots, pueda ser la respuesta?

Del día en que Brady se fue a Tampa Bay a cuando los Panthers le dieron las gracias a Cam Newton apenas pasaron 7 días. Eso fue en el mes de marzo. Sus destinos se encontraron a finales de junio. Cam y los Pats son tal para cual. Belichick necesita un quarterback más experimentado que Jared Stidham y más eficiente que Brian Hoyer; Cam necesita un proyecto ganador como el de New England para renacer, necesita a un genio reparador. Tiene al mejor que pudo buscar.