La 'maldita' CONCACAF

El nivel de la Copa de Oro fue expuesto claramente el sábado en el Rose Bowl. México no encontrará aquí ningún aliciente en la parte deportiva. Debe buscarlo en otra latitud del continente. Ha llegado el momento de que la Federación Mexicana de Futbol y el futbol mexicano, en general, muestren una capacidad de negociar y su fuerza, una fuerza que le identifica como el gran protagonista futbolístico del área y también el mandamás en temas comerciales. México debe volver a Sudamérica sin irse totalmente de la CONCACAF. Debe ser tenaz, inteligente y hasta vivo para lograr una negociación que le garantice, también, un futuro deportivo.

SAN DIEGO, California -- Un año después de aquel domingo de ensueño en el Luzhniki, todo parece irreal. Ganarle a Alemania, con un memorable gol del ‘Chucky’ Lozano, bajo los eufóricos acordes del ‘Cielito Lindo’, pareció quedo como un simple pasaje anecdótico en lo emocional y como un accidente en lo futbolístico.

El futbol mexicano vive, casi eternamente, de los ‘un día como hoy’, cuando en realidad tendría que vivir de una constancia y una contundencia en su forma de jugar y de ganar que no tiene. Al menos, claro, que se trata de su ‘bendita’ CONCACAF.

El inicio mexicano en la Copa Oro del 2019 ejemplifica a la perfección la zona de confort en la que el futbol mexicano habita y que, algunos, parecen disfrutar por la bonanza económica y la tranquilidad deportiva que le brinda. Hubo casi 60 mil personas en el Rose Bowl el sábado para enfrentar a Cuba. El negocio está garantizado. No hay porqué buscar otro horizonte. Y cuando no está en la CONCACAF, el futbol mexicano vive de momentos, de situaciones, accidentes, de eventualidades como aquel triunfo ante Alemania.

Se me acusa de buscar algo imposible: pretender que México compita lejos de la zona geográfica que le corresponde. Pero yo creo que no se trata de algo inverosímil. Se trata de acercarse lo más que se pueda al mejor nivel del juego que esté disponible en el continente. Tal como lo hizo México cuando era un invitado a los torneos de la CONMEBOLy de la misma forma en que se realizó en el 2016, combinando a las selecciones de ambas confederaciones, en un torneo con la América unida.

Es tiempo de que México enseñe sus músculos federativos. ¿No se trata, acaso, del país, futbolísticamente hablando, más poderoso del área? ¿No está el futbol mexicano manejado o influenciado por una empresa que ha sido una socia de FIFA en la organización de dos y próximamente tres Mundiales de futbol? ¿No será el momento de atizar un golpe sobre la mesa de CONCACAF y exigirles el derecho de competir en otro nivel del futbol? Hagamos política, política de futbol, que de algo sirvan nuestros dirigentes, en el trabajo de lobby, de convencimiento, de estrategia. Y no se trata de hacerlo como en su momento lo lograron Maurer e Ibarra (con los Rolex sobre la mesa de CONMEBOL) o como lo hicieron Burillo y Couchonal (con efectivo para la Federación Venezolana de Futbol). Se trata de hacerlo de manera limpia y acorde a los tiempos que exigen el futbol mundial.

Yon de Luisa, el presidente de la Federación Mexicana de Futbol, me dijo hace algunos meses que esa la prioridad de su gestión. Provocar el regreso de México a las competencias sudamericanas. Espero que ello no cambie con el pasar de los días y con la presión de quienes ponderan más el negocio que la parte deportiva. México no pude vivir en una zona de confort porqué su futbol no se desarrollará nunca en los niveles que sueñan sus aficionados. Ganándole a Cuba, a Canadá, a Martinica y aún a Costa Rica o Estados Unidos, no te ayudara para cuando llegue la prueba mayor que significa afrontar a una potencia en un Mundial de Futbol.

Aquellos que dicen que el problema del futbol mexicano es la falta de talento, me permito decirles que están totalmente equivocados. México tiene mucho talento para jugar al futbol. Hay que trabajar mejor con ese talento. Guiarlo, alimentarlo, desarrollarlo y darle el fogueo necesario.

El “un día como hoy...” debería transformarse, alguna vez, para el futbol mexicano en “una época como esta...”. Para ello, se requiere trabajo, constancia, poder...

@Faitelson_ESPN