¿Volver a casa?

La decisión no es del América, ni del aficionado, ni del periodismo, ni del 'Piojo', ni de Baños, ni de Berlanga y quizá tampoco del propio Guillermo Ochoa. La decisión será tomada por la familia y cualquiera que sea, será la mejor y punto. El América estaría buscando ya un portero por la aparente y casi definida salida del argentino Marchesín. Suplirlo es casi imposible, a menos de que ese nombre sea el de Guillermo Ochoa.

SAN DIEGO, California.- ¿Es realmente Guillermo Ochoa una posibilidad para el América si Marchesín se va? Solo los futbolistas inteligentes saben cuándo es el momento exacto para volver. Al final, la decisión, no será ni del aficionado, ni del periodismo, ni del América, ni del Standard de Lieja, ni de Miguel Herrera, ni de Santiago Baños, ni de Jorge Berlanga, y quizá tampoco del propio Guillermo Ochoa. La decisión la tomará en familia. Ellos decidirán si es tiempo de volver o no a casa.

Miguel Herrera ha sido muy claro la mañana de este martes en el programa ESPN AM: “Estamos buscando un portero”. El América ha entendido que, tratándose de quien se trata, la decisión del futbolista está siempre por encima del deseo y de los intereses de un club o del propio futbol. Si Marchesín quiere irse, va a ser difícil detenerlo. El América está haciendo algo con lo que de ninguna manera contaba: buscar un portero, apenas en los inicios del campeonato.

Y da la casualidad o no que Guillermo Ochoa, una de las últimas figuras mediáticas y sentimentales del americanismo, no tiene bien definido su presente en el futbol. Parece una oportunidad maravillosa para que el guardameta titular de la selección mexicana, a los 34 años de edad, decida por un regreso 'a casa'.

“Fue una decisión complicada”, me comentaba hace un par de semanas en Monterrey Miguel Layún, quien en el invierno pasado decidió poner fin a su aventura europea para aceptar una oferta de Rayados. “Al final, tengo que confesarte que la decisión no fue mía…La tomo mi familia”. Layún rechazó una oferta muy interesante del futbol italiano.

A Guillermo Ochoa le costó mucho trabajo llegar al futbol de Europa. La decisión no es sencilla. Pesa el hecho de que actualmente no tiene equipo ni, aparentemente, una oferta atractiva. Mantenerse en Europa, futbolísticamente, sería una gran opción, sobre todo para un portero donde la edad no es tanto factor. Regresar a México, seguramente, le significaría en un contrato importante. El América cuenta o contaría con el dinero en el que vendería a Marchesín y a Mateus Uribe.

La otra opción americanista radicaría en el exportero del Gallos Blancos de Querétaro, Tiago Volpi. Cualquiera de las dos opciones, Ochoa o el brasileño, serian el paliativo apenas adecuado para suplir lo que Marchesín ha significado recientemente en el América, tanto bajo los tres postes, como en el vestidor y en la cancha misma. El América requiere de un portero de personalidad, así como de grandes condiciones físicas y técnicas.

Estoy seguro que Guillermo Ochoa tomará la decisión correcta. La nuestra, la mía, sigue enfocándose en tratar de jugar el mayor tiempo posible en el nivel más desarrollado del juego. La que cuenta, la que debe ser la más trascedente, ocurrirá en una charla de cocina, en la sala o en la habitación, cuando en familia decida que es lo mejor…Y esa seguramente será la mejor decisión que haya tomado. Punto.

@Faitelson_ESPN