El peor castigo del "Piojo" fue Cruz Azul...

ESPN

No tanto la Comisión de Disciplina que encontró una salida contradictoria a lo que en estos tiempos intenta transmitir el futbol mexicano. Al final, la peor parte para Miguel Herrera fue el futbol que logró escenificar Cruz Azul en la cancha, donde exhibió y aplastó al América. Sigue quedando claro la necesidad de entender los tiempos que vivimos, no tanto en el futbol, sino en el mundo mismo: la educación y la tolerancia son necesarios, en un aficionado, en un jugador y en un entrenador...

SAN DIEGO, California. - El mayor castigo para Miguel Herrera se lo ha provocado el Cruz Azul, en la cancha de juego y no la Comisión Disciplinaria en una decisión que, ciertamente, pudo haber tenido influencias político-federativas al más alto nivel.

Miguel Herrera se equivocó. Puso el mal ejemplo justo en una época en la que el futbol mexicano intenta convencer al aficionado de que debe tener más educación y tolerancia cuando asiste al graderío de un estadio de futbol. Herrera mostró, al mismo tiempo, una faceta de su personalidad contra la que ha luchado durante toda su trayectoria, primero como futbolista y luego como entrenador. Se calcula que ha recibido más de 100 juegos de suspensión combinando las sanciones en su carrera de futbolista y director técnico.

La Comisión Disciplinaria le ha aplicado un tenue castigo de 2 partidos más otro por la expulsión, en total, 3 encuentros suspendido cuando la advertencia de FIFA, por el mismo término que utilizó el entrenador del América, resalta un tema discriminatorio-homofóbico. La propia FMF ha amenazado con despojar de los puntos a clubes cuyos aficionados griten cuando el portero visitante despeje el balón. No parece existir un equilibrio entre la percepción de una falta a la otra. Hay una terrible contradicción.

El castigo pudo haber sido mayor, quizá debió haber sido más enérgico, pero creo que el peor castigo que pudo recibir Herrera se lo infringió el Cruz Azul el sábado sobre la cancha de Estadio Azteca, cuando su equipo, el América fue vulnerado, exhibido y aplastado en un Clásico. Al final, se habló más de la falta de Herrera que de la verdadera nota impactante como consecuencia del juego.

El futbol mexicano requiere de más educación en todas sus áreas, desde la tribuna y hasta el campo de juego. Sus actores, los aficionados, los jugadores y los entrenadores deben entender el papel que juegan.

@Faitelson_ESPN