El 'Canelo' en plan de "jefe"

ESPN

La nueva "libertad" contractual de la que goza el boxeador mexicano le permite hacer con más facilidad algo que ya hacían él y su esquina con anterioridad: escoger al rival de acuerdo con sus virtudes y también con sus defectos. Saúl Álvarez escogió a Callum Smith y la pregunta que todos nos hacemos a tan sólo horas del regreso del boxeador más mediático de la actualidad es qué tipo de rival tendrá sobre el cuadrilátero. Smith, en apariencia, parece un oponente peligroso, invicto, alto, fuerte, pero su historial también habla de un pugilista unidimensional, predecible, lento. ¿Qué tipo de rival será Callum Smith? ¿Se habrá equivocado el 'Canelo' al escogerlo? Eso solo lo veremos cuando suene la campana del Alamodome y el 'jefe' salga a buscar su nueva "víctima"...

SAN DIEGO, California.- Saúl el 'Canelo' Álvarez ha pasado a ser su propio "jefe", pero casi nada ha cambiado en su entorno: sigue siendo entrenado por la familia Reynoso, sus combates en Estados Unidos siguen siendo parte de una plataforma donde hay que pagar para verlo boxear y lo más importante de todo: sigue escogiendo con quien pelea y con quien no.

Esta vez ha "escogido" al campeón supermediano de la WBA, el británico Callum Smith, como antes había seleccionado a Rocky Fielding, para ganar su primer título de las 168 libras o al ruso Sergey Kovalev para apuntarse el campeonato de los semicompletos. Sean más "chicos", más "grandes", "medianos", "pesados" o "livianos", 'Canelo' se da el lujo de decidir con quien sube a un ring y con quien no.

"Él me escogió a mi después de ver mi última pelea", dice abiertamente Callum Smith en San Antonio, Texas, sede del combate. "Creo que como mi ultima pelea fue complicada, donde no lucí mi mejor forma, él decidió que yo era el indicado".

Puede que una de las grandes y más notables diferencias de los boxeadores actuales con respecto a los de antaño radica en "escoger". Los de hoy no dan un paso en falso. Los de antes, aceptaban el rival y la peleaban con quien sea.

Los de hoy estudian, analizan y luego dicen "sí" y 'Canelo' y su esquina han hecho justamente eso en la confección y desarrollo de su notable carrera en los cuadriláteros.

Nadie puede poner en duda la fortaleza boxística de Smith, un boxeador con una marca invicta en 27 peleas y 19 nocauts y que ha sostenido una carrera progresiva en cuanto a logros. Desde el campeonato británico y europeo de peso supermediano y hasta la conquista del cetro en el "Super-series boxing" de la Asociación Mundial de Boxeo. Y, sin embargo, lo que más impresiona a los expertos y a los aficionados es la altura y la distancia que tiene Smith y que establece una gran diferencia con el boxeador mexicano.

"Eso no quiere decir nada", explica el legendario Julio Cesar Chávez. "'Canelo' ha mostrado que se puede adaptar con facilidad a diferentes pesos".

Esto un tema de estilos, no de tamaños. La verdadera duda radica en saber qué tipo de pelea y de condiciones presentará el boxeador inglés. En efecto, en su última presentación, mostró pocos recursos ante un boxeador zurdo como su compatriota John Ryder, lejos del nivel que tuvo en su combate en septiembre del 2018, cuando ganó la Final del torneo World Boxing Super Series del peso supermediano imponiéndose a su también compatriota George Groves. En algún momento de su carrera, Smith fue acusado por la crítica en su país de ser un boxeador unidimensional, totalmente predecible y lento, muy lento, que parecía más un boxeador común y corriente que un personaje llamado a ser una superestrella en el boxeo actual. Ahí está el dilema. ¿Qué tipo de boxeador será Smith este sábado en el Alamo-Dome?

Creo que el 'Canelo' y su esquina confían en que veremos una versión de Smith más apegada a su último combate que a lo que en su momento significó su irrupción al más alto nivel de las 168 libras y que el boxeador británico caerá en el juego de meterse en su guardia, desperdiciar su mayor altura y alcance y con base en su lentitud, permitir que los poderosos impactos del 'Canelo', al contragolpe, lo lleven a la lona.

La realidad es que Callum Smith tiene toda la pinta de ser un "rival peligroso", pero el problema es que fue el 'Canelo', el 'jefe', el que lo escogió...