La "Revolución" de Florentino...

David Faitelson ESPN

Irónicamente, está concebida y diseñada para ayudar a quienes menos lo necesitan. La "Revolución" de Florentino es un movimiento de amenaza para ajustar los reglones económicos de la máxima competencia mundial de clubes. Es un tema de dinero. No hay más. No hay una razón de "justicia social" aplicada al juego, no hay una forma de transformarla en un movimiento que genere mejoras sustanciales al futbol como deporte. La "Revolución" de Florentino está fraguada por tres de los clubes más ricos de la historia de la industria y por personajes cuyos nombres figuran en la lista de la Revista Forbes. La "Revolución" de Florentino es casi imaginaria. Es decirnos cómo sería el mundo del futbol con ellos y sin ellos. Y al final, no va suceder. Lo que existirá es una negociación que le permita a lo más ricos ser más ricos y a los más pobres ser más pobres. Cualquier semejanza con la realidad de nuestro mundo es mera coincidencia...

SAN DIEGO, California.- Casi todas las "revoluciones" en la historia de la humanidad se forjan alrededor de la injusticia y del hambre, pero no veo la forma de que el Real Madrid, la Juventus o el Manchester United o si usted quiere enlistarlos bajo el orden de la lista de Forbes -Agnelli, Glazer y Pérez- se acerquen a esas necesidades o penurias.

La de Florentino es una "revolución" diferente. Es casi imaginaria e irónicamente, va a terminar favoreciendo a quienes menos lo necesitan.

Los grandes y poderosos clubes europeos han mostrado su musculatura. Se han levantado ante el poder y el control de la UEFA. Les han dicho lo que podría pasar y no -espero- lo que realmente va a suceder. No veo el final de la Champions como tal. Veo una adecuación al sistema, más que de la competencia, de la administración y de la repartición de los bienes que arroja el futbol. El presidente del Real Madrid ha llamado al "frente" de una "batalla" que hoy está fincada en la amenaza. Es una "guerra" imaginaria. Desde el domingo, solo hubo un plan tirado a los medios, esparcido en las redes sociales, como humo, como pirotecnia, sin la estructura ni la infraestructura que requiere una verdadera competencia de los mejores clubes del futbol de la historia. Era y sigue siendo más rimbombante el título de "Superliga", el grado elitista del juego, el alejamiento de las masas -algo impensable cuando quieres más ganancias- y el enfrentamiento directo con autoridades que están lejos de poseer una credibilidad. Florentino les enseñó cómo sería el mundo de futbol con ellos y sin ellos y aceptó el precio de pasar por canallas, egoístas, avaros e intransigentes. Preparó todo como debía ser. Propagó los planes y apareció por la noche del lunes, en Madrid, en los estudios del Chiringuito TV, el programa con mayor rating, pero no con la mayor seriedad y veracidad como para anunciar el rompimiento del orden y el proyecto más ambicioso en la historia mundial del futbol. Florentino y su revolución imaginaria, el amague, la intimidación, el decirle al mundo que el futbol está agonizando como para justificar lo que plantea su movimiento.

El futbol no puede discriminar a nadie. El futbol es de grandes y chicos. El futbol debe ser siempre una competencia libre, abierta, dispuesta, democrática. El futbol es de "David y Goliat". El futbol está para contar historias donde el débil le gana al poderoso. El futbol es más que un grupo de equipos ricos. El futbol es de todos y no es de nadie.

En el fondo, Florentino y sus "secuaces" -Angelli y Glazer, por el orden en Forbes- saben que lo que plantean es imposible, pero también se saben con la suficiente fuerza y poder para mejorar lo que tienen hoy. Han tirado la amenaza con una respuesta maravillosa de carácter mediático. No importa si los que se oponen al movimiento son mayoría. Lo que trasciende aquí es la repercusión que han generado. Y a partir de ahí, vendrá la negociación y el movimiento triunfará cuando las cifras se transformen y favorezcan a los más poderosos. Sí, la extraña "Revolución de Florentino" es única, porque está concebida para ayudar a quienes menos lo necesitan...

@Faitelson_ESPN