Como "equipos chicos"

David Faitelson ESPN

Entiendo que Atlas y Pumas hagan lo que puedan y deban para sacar el resultado, pero, ¿cuál es el papel de clubes como América y Rayados? En su riqueza, grandeza e historia están obligados a protagonizar, a cuidar las formas y a entender que, además del triunfo que esperan ansiosamente sus aficionados, también hay un mandamiento que les obliga a ver el futbol como un espectáculo. Ninguno de los dos lo hizo en el comienzo de esta Liguilla. El América se escondió, se refugió en los últimos metros de su cancha y desde ahí especulo toda la noche con el resultado. Y Rayados quiso y siempre no quiso. Su futbol volvió a dejar vacíos y a perderse en la inconsistencia. Los dos fueron irresponsables y los dos jugaron y se comportaron como “equipos chicos”, siendo, aparentemente, “grandes”…

SAN DIEGO, California.-Hay que decir y repetirlo cada vez que se pueda: el futbol es un espectáculo…El futbol un espectáculo…El futbol un espectáculo…El futbol es un espectáculo…

Estoy “hasta la madre” de aquellos que dicen que “el fin justifica los medios” o que hay que “jugar de forma inteligente para obtener el resultado”. El futbol es un espectáculo. La gente va al estadio y enciende la televisión para divertirse y emocionarse. Lo que vimos en el inicio de esta Liguilla ha sido un verdadero bodrio.

No solo se trata de ganar o de perder, se trata de entretener. El futbol juega su propio partido ante “otras ofertas” que aparecen por ahí: una novela, un programa juego concursos y retos que ahora esta muy de moda, otros deportes, claro, y hasta un noticiario. El futbol cumple con esa función más allá del resultado deportivo.

Y creo que lo peor de todo es que la situación haya ocurrido estando en escena un equipo como el América. Un club de estas dimensiones, históricas y pasionales, tiene una responsabilidad que termina convirtiéndose en casi una obligación. . Debe salir a proponer los juegos, a protagonizar, a ganar, a gustar, a golear. No estoy descubriendo nada nuevo. Todo ello esta incluido en sus “escrituras” más sagradas. Santiago Solari “burla” y “se burla” de la historia del América. Y puede que, al final consiga el objetivo de levantar un trofeo, pero sigo creyendo que hay clubes donde la postura siempre es importante. Debes jugar a lo mismo, bajo cualquier circunstancia, rival, estadio, clima, condición y no puedes renunciar el protagonismo que viene incluido en tu tipo de sangre, en tu “ADN”. La camiseta del América es todo eso y mucho más. Jugar así, es ultrajarla, traicionarla, pisotearla.

Podría entender, hasta cierto punto, que equipos como Pumas y el Atlas salgan a especular y a tratar de aprovechar alguna circunstancia durante el juego. La regla, si es que existe, debe ser tan sencilla como lógica: te voy a exigir de acuerdo con lo que eres, tienes y significas. No le puedo pedir lo mismo al Atlas y a Pumas que lo que al América o Rayados.

Hay clubes que deben salir a hacer lo que puedan y deban por ganar, y hay otros que tienen otro tipo de mandamientos, que incluyen el tomar riesgos, aceptar el protagonismo y cuidar las formas.

Nadie, pero nadie, debe olvidar, sin embrago, que más allá de la pasión que significa ganar, el aficionado busca en el futbol un entretenimiento, una forma de pasar el tiempo, de distraerse, alejarse de las presiones y los problemas de su acontecer cotidiano. Y el futbol es un espectáculo, algo que, algunos equipos, como América y Rayados, no pueden olvidar y que, cuando lo hacen, caen totalmente en la irresponsabilidad y se comportan como “equipos chicos” siendo, aparentemente, “grandes”…

@Faitelson_ESPN