"Duerman tranquilos..."

David Faitelson ESPN

La celebre frase de un poco celebre ex presidente de la Concacaf es una verdad: "México estará en el Mundial". La verdadera cuestión es saber si encontrará el método y el tiempo para encarrilar y apuntalar su futbol y alcanzar el nivel que le otorgue la capacidad para trascender en el Mundial. No hay que perder de vista, nunca, cual es el verdadero objetivo de la gestión de Gerardo Martino: llevar a México al siguiente nivel competitivo. Debe ganarle a sus rivales del área, desvanecer cualquier inquietud en la eliminatoria y, al mismo tiempo, tratar de jugar lo mejor que pueda al futbol... El objetivo no es Jamaica, ni Costa Rica, ni Panamá, ni siquiera Estados Unidos o Canadá, el objetivo está en el Mundial de Catar...

SAN DIEGO, California.- La frase de Jack Warner, aquel poco celebre presidente de la Concacaf que luego terminaría en prisión, es una realidad: "Duerman tranquilos. México estará en el Mundial....".

Más que Jamaica, su poderío físico, su velocidad, el pasto, el clima o el ambiente, lo que realmente inquieta para México es el propio México... Su nivel de futbol en el 2021 fue infame. Debe mejorar y con eso le debe alcanzar.

El proceso de Gerardo Martino se ha descarrilado. Por una u otra razón, que podría ir desde una baja en el nivel individual de los futbolistas y hasta el irrefutable hecho de que el entrenador no encontró las formas para sacar el mayor provecho al plantel de futbolistas con el que cuenta. Fallaron los jugadores y falló también Martino y ello propició un año oscuro para la selección. Eso debe cambiar a partir de este jueves en Kingston, si la selección mexicana no desea meterse en un camino más ajustado rumbo a Catar.

Nadie tiene la menor de las dudas de que México estará en el Mundial, pero de qué sirve ir al Mundial si no tiene el nivel competitivo para estar ahí. Se supone que el futbol mexicano pasó ya de esa etapa donde "fotografiarse" en la Copa del Mundo era suficiente. Justamente para eso llegó Gerardo Martino, para tratar de darle el paso de calidad, para llevar a la selección al siguiente piso, al siguiente nivel competitivo. Estos partidos deben servir para ganar el boleto mundialista y también para jugar mejor al futbol, porque si no lo hace hoy, tampoco lo hará mañana, cuando haya que enfrentar a otra clase de rivales y de niveles.

México ha sido "bendecido" con una nueva y talentosa generación futbolística. Además, está en una combinación exacta, con jugadores veteranos, de amplia experiencia y recorrido y de otros jóvenes que apenas empiezan el camino. Empezando por un portero de amplia experiencia, seguridad y liderazgo como Guillermo Ochoa. Dos zagueros centrales de alta competencia: Johan Vázquez (Génova de Italia) y Néstor Araujo (Celta de Vigo de España). Tiene un medio de contención -Edson Álvarez- que es titular en el Ajax holandés, dos mediocampistas de la Liga Española como Andrés Guardado y Héctor Herrera, dos atacantes de alta escala europea como Hirving Lozano y Jesús 'Tecatito' Corona y un centro delantero -Raúl Jiménez- que juega en uno de los mayores niveles del juego, la Liga Premier de Inglaterra. Al lado de ellos, jugadores jóvenes con mucho talento: Diego Lainez, Erick Gutiérrez, Gerardo Arteaga, Carlos Rodríguez, Orbelín Pineda, Uriel Antuna, Osvaldo Rodríguez y Alexis Vega, entre otros. No hay pretextos. Martino tiene que ganar el boleto al Mundial y luego debe apuntalar un equipo que sea capaz de llegar hasta donde otras selecciones mexicanas no se han atrevido a hacerlo.

El "duerman tranquilos" de Jack Warner me deja muy tranquilo. Estoy seguro de que México estará en el Mundial. Lo que realmente no me deja dormir es la inquietud de que, si con este futbol, le alcanzará para su verdadero cometido: trascender en Catar 2022...

@Faitelson_ESPN