Ligas menores enfrentan reingeniería dolorosa e inevitable

Getty Images

Las Grandes Ligas de Béisbol (MLB, por sus siglas en inglés) planean eliminar eslabones en la cadena de producción que forma a los peloteros que pone en el terreno durante la temporada.

Como en cualquier otra reingeniería industrial, simplificar el proceso para mejorar la operatividad de la organización y aumentar la rentabilidad incluye eliminar pasos y actores, lo que se traduce en eliminar puestos de trabajo, provocar zozobra a mucha gente y generar una reacción negativa.

De acuerdo a varios reportes de prensa, la oficina del comisionado y los 30 equipos de MLB planean eliminar 42 de sus 160 clubes de ligas menores (el 26% del sistema) después del 2020, cuando concluirá el actual pacto con Minors League Baseball (MILB).

De acuerdo al New York Daily News, la mayoría de los clubes que serán eliminados pertenecen a las ligas de novatos, para muchos jugadores, el primer escalón en sus carreras profesionales. Como parte del proyecto de MLB, del 2021 en adelante el draft colegial se realizaría en agosto (para que los nuevos peloteros comiencen a jugar al año siguiente) y se limitaría a 150 el número de peloteros que una organización puede tener en su sistema de desarrollo.

Durante los meses que transcurren entre la firma y su primera temporada profesional, el pelotero será preparado para el béisbol moderno que quieren los equipos que asuman en lo adelante, en los cuarteles de entrenamientos en Arizona y Florida.

El impacto de ese plan sería tremendo: 42 clubes menos es, más o menos, alrededor de 1,200 peloteros y 200 coaches menos en el sistema. También hay que pensar en el personal de oficina, logística y terreno de juego y, no menos importante, en las comunidades que han albergado a algunos de esos equipos por décadas.

Menos puestos significaría menos firmas y evaluaciones más exhaustivas a los elementos que sean convertidos en profesionales, tomando en cuenta que ahora estarán más cerca de la meta, que es jugar en Grandes Ligas, donde irónicamente aumentarán las plazas de trabajo desde el próximo año, pasando de 750 (25 por roster) a 780 (26 por roster) en los 30 clubes.

En lo que se refiere al mercado internacional, las consecuencias exactas no se pueden proyectar ahora mismo, pero tomando en cuenta que habrá 1,200 puestos menos y que eso obligará a firmar menos en el sorteo colegial, entonces también será menor la cantidad de firmas anuales.

Pero por doloroso que suene, de aprobarse el proyecto y entrar en vigencia, eso no haría diferencia a otras reingenierías que hemos tenido en otros renglones de la vida en décadas recientes.

En el área del periodismo, por ejemplo, pasamos de elaborar los periódicos totalmente a mano a totalmente electrónico y luego a la desaparición gradual de esa forma de comunicación en cuestión de un par de décadas, dejando sin utilidad a miles de periodistas y técnicos especializados en diferentes áreas del proceso que se usaba hasta hace menos de tres décadas.

Las aplicaciones móviles (simplemente "App") han puesto en jaque a los modelos tradicionales de industrias como la televisión, el transporte público y la hotelería, por solo mencionar algunos ejemplos bien conocidos. Y en cada caso, eslabones de la cadena de producción han desaparecido o han cambiado todo el sistema de una industria en particular.

En sentido general, el desarrollo de la ciencia aplicada a todos los ramos de la industria, incluyendo el béisbol, es un proceso absolutamente imparable. Es lamentable, pero va a ocurrir.