Contra todos los pronósticos...

play
Los mejores momenteos de los 4tos de final en la Liga MX (1:03)

Las acciones más 'Picantes' del los cuartos de final en el Guard1anes 2020. (1:03)

Chivas y Pumas están en semifinales. Nadie creía que llegarían hasta aquí. La realidad es que también es una buena señal para el futbol mexicano, con dos clubes tradicionales y populares que apuestan más por el futbolista de cantera y el mexicano que las poderosas inversiones por planteles plagados de extranjeros. Tanto en CU como en Verde Valle se tiene un amplio respeto y necesidad por las fuerzas básicas, por el desarrollo del jugador y lo que no se tiene en casa, se adquiere, en el exterior con mucho esfuerzo. Chivas porque el material mexicano escasea y es muy caro. Y Pumas porque tampoco pudo pagar los niveles en los que se manejan otros como Tigres, Rayados, América o Cruz Azul...

SAN DIEGO, California.- Para ser sinceros, ninguno de los dos había sido tomado en cuenta para esta instancia. Miente quien diga que creía en ellos. Chivas y Pumas han llegado hasta aquí contra todos los pronósticos.

Debe ser algún tipo de señal positiva el que dos clubes de los llamados “grandes” del futbol mexicano, que no han sido regulares en cuanto a protagonismo en los últimos años, hayan accedido a las semifinales del Guardianes 2020.

Dos entidades que, en mayor grado, basan su éxito o su fracaso en el material que producen en fuerzas básicas, han podido generar una campaña positiva. Pumas lo ha hecho en una temporada impecable que le llevo al segundo lugar general y Chivas en un cierre que le valió pasar la reclasificación y luego eliminar a unos de los favoritos, su acérrimo rival, el América, en la fase de los cuartos de final. Los dos han recuperado un protagonismo que sus miles, yo diría millones, de seguidores reclamaban con impaciencia.

La fórmula, es la misma: creer en el futbolista de casa.

Pumas ha recurrido a la “vieja receta” de la casa: la combinación de algunos futbolistas de su cantera con extranjeros de cierto peso. Los nombres de Julio González, el portero suplente que ha tomado el puesto del lesionado Alfredo Talavera y lo ha hecho con gran prestancia, Alan Mozo, Carlos Gutiérrez, Andrés Iniestra, Bryan Mendoza en combinación con Juan Ignacio Dinneno, Carlos González, Nicolás Freire, Juan Iturbe, Fabio Álvarez, Faundo Waller y otros mexicanos que no nacieron en Pumas pero que han aportado su calidad, Johan Vázquez, Miguel Mayorga, Juan Pablo Vigón y el propio Talavera. Pumas ha tenido, además, un trabajo magistral del argentino Andres Lillini, quien tomo el puesto de entrenador cuando faltaban unas horas para el inicio del torneo ante la intempestiva renuncia del español Miguel González “Michel”.

Y lo de Chivas se ha forjado, quizá, desde la displicencia y la indisciplina, pero ha encontrado fuerza y determinación para, “contra viento y marea”, instalarse en las semifinales del futbol mexicano. La realidad es que Chivas nos tapó la boca a muchos. El trabajo de Víctor Manuel Vucetich y de sus futbolistas ha sido admirable. El equipo se ha sobrepuesto a bajas por lesiones, por indisciplina y a la propia inconsistencia de su juego. Ganó el juego de recalificación siendo mejor que su rival, el Necaxa, y aplastó, futbolísticamente, al América en los cuartos de final.

Y ello fue justamente la dirección en la que apuntó Ricardo Peláez cuando llegó a este club. “Vamos a olvidarnos de los problemas del cociente y vamos a jugar en el sitio donde Chivas debe jugar”. Y ahí está, en semifinales. Peláez les puede caer bien o mal, pero de que es un profesional, capacitado y honrado no hay nada que discutir. La primera decisión de Amaury Vergara como dueño el club ha sido la más apropiada de todas: traer a Peláez para tratar de reconstruir un club que había dejado de ser protagonista del futbol mexicano. Hubo un momento, es verdad, donde habíamos llegado a dudar de los refuerzos que habían llegado a éste Guadalajara desde la chequera de Amaury y de la mano de Peláez. Es evidente que a esos futbolistas le faltan tiempo para terminar de desarrollar, incluyendo al “héroe” de las ultimas horas, Cristian “El Chicote” Calderón que con su privilegiada zurda ha enviado al América de vacaciones.

Chivas entendió que sus fuerzas básicas no estaban listas para satisfacer todas sus necesidades y desde hace ya algunas temporadas recurrió al mercado exterior, desde donde trajo a Molina, a Antuna, a Calderón,a Mier, a Vega, a Angulo, a Oribe Peralta, a Cisneros y a otros más, pero su “sagrada” cantera sigue generando futbolistas en los cuales puede confiar: desde el portero Raúl Gudiño, el zaguero central Gilberto “El Tiba” Sepúlveda, el mediocampista Fernando Beltrán y el delantero JJ Macías. El factor Vucetich debe tomarse en cuenta, un personaje cargado de experiencia, conocimiento y carácter que ha encontrado los métodos para, con lo que tiene y hasta con lo que no tiene, lograr que este equipo de futbol sea competitivo.

Pumas y Chivas han padecido y sufrido profundamente el cambio que los clubes de Monterrey, Tigres y Rayados, le dieron a la Liga, donde las fuertes inversiones por jugadores extranjeros opacan cualquier tentativa del futbolista mexicano por aparecer. La vuelta al protagonismo de dos equipos tradicionales, populares y que, insisto, le dan un mayor valor al futbolista hecho en su cantera y hecho en México, es una buena señal, sin duda, de que no todo se logra con dinero y con futbolistas foráneos.

@Faitelson_ESPN