En medio de la neblina, México sacó la cara...

play
¿Quién reprobó con el Tri en el duelo ante Japón? (5:36)

Los expertos califican el desempeño de la Selección Mexicana en su último duelo amistoso del 2020. (5:36)

Hay cosas buenas y también malas de la noche del martes de la Selección Mexicana en Austria, pero se imponen las bondades que este equipo ha mostrado en dos “escapadas europeas” sobre el final del atropellado año futbolístico. Hay mucho que aprender y corregir, pero también hay otros aspectos que resultan altamente gratificantes de cara al futuro. ¿Qué es lo que desprende tras los cuatro juegos en Europa? Que México no debe tener contratiempos en la eliminatoria mundialista, que debe corroborar su jerarquía en el área, más allá del inminente regreso de Estados Unidos con una camada joven, y que luego debe prepararse futbolística y mentalmente para afrontar su prueba real y definitiva que será el Mundial de Qatar 2022... En medio de la espesa neblina en la ciudad de Graz, México sacó la cara y eso es bueno...

SAN DIEGO, California.- Ni la espesa neblina austriaca fue capaz de ocultar lo grandes defectos que por momentos tuvo el equipo mexicano en el cierre de su fecha FIFA europea. Y, sin embargo, la bruma tampoco fue capaz de tapar las buenas sensaciones que esta selección arroja de cara al futuro...

Se ganó, sí, se encontró la contundencia, también, pero antes de ello, la selección de México tuvo especio y tiempo para un desgraciado primer tiempo donde el mejor fue Guillermo Ochoa. Es más, si yo tuviera que elegir a un protagonista del juego, más allá de los goles triunfales de Raúl Jiménez y de Hirving Lozano, ese sería, sin duda, el ya legendario guardameta del América.

Lo más trascedente de todo sigue siendo la fuerza competitiva que le ha representado a México sus dos “escapes europeos” de fin de año. No sólo el balance de resultados es positivo, también el de actuaciones y sobre todo el de aprendizaje. Es evidente que los 4 juegos, ante Países Bajos, Argelia, Corea del Sur y Japón, le han servido a Gerardo Martino para tener una aproximación de donde esta y hacia donde se dirige el futbol de México, cosa que en su área geográfica competitiva es muy difícil de saber o hasta de adivinar. En algunos momentos de la gira, el equipo adoleció de orden defensivo y se desubicó fácilmente en el campo de juego. En otras, el equipo mostró justamente algunas de las características que Martino intenta compenetrar en este grupo: salir con el balón controlado, mantener la posesión del balón, circularlo con inteligencia y ritmo y tratar de terminar las jugadas ante el marco contrario. Al final, México encontró, frente a los rivales asiáticos, la contundencia que tanto había buscado ante Holanda y Argelia: se va con cinco goles en dos partidos y un mayor número, sin duda, de buenas que de malas sensaciones.

En el plano individual, la selección espera que jugadores como Héctor Herrera ++que tanta falta le hizo la noche de este martes en Austria++ Raúl Jiménez, Jesús Manuel Corona “El Tecatito” e Hirving “El Chucky” Lozano mantengan y hasta potencialicen aún más su nivel en el futbol europeo. Otros “europeos” deben apurarse. Jugadores como Lainez y Edson Álvarez y otros que vienen atrás deben ganar minutos, continuidad y terminar de crecer. No tiene problemas en la portería. Ochoa es un baluarte y tendrá la competencia que necesita a través del veterano Alfredo Talavera. Hay que encontrar a los defensores adecuados. Desde un lateral derecho que cumpla con las condiciones de defender y atacar y hasta una pareja de zagueros centrales que este a la altura de las condiciones. Algunos futbolistas que actúan en casa o en la MLS, Carlos Rodríguez, Orbelín Pineda, Romo, Martin, JJ Macías, Pizarro, Pulido y hasta el propio Javier “El Chicharito” Hernández, pueden y deben ayudar en el proceso.

Falta mucho camino por delante. México tiene un equipo que debería solventar sin contratiempos las eliminatorias de la Concacaf. Debe imponer su jerarquía y su nivel de juego ante Estados Unidos que, con su nueva camada, se perfila para volver a ser el gran rival del conjunto mexicano. Y luego, llegar lo mejor preparados a Qatar 2022 para tratar de mostrar los avances y el anhelado acercamiento hacia las grandes potencias del juego. En medio de la neblina austriaca, México sacó la cara. Y eso es bueno, a pesar de lo mucho que hay corregir...

@Faitelson_ESPN