Joe Espada es favorito en Pittsburgh y San Francisco

Bob Levey/Getty Images

El índice de desempleo en el sector de managers de Grandes Ligas ha caído drásticamente en los últimos días y sólo quedan dos plazas de las ocho que quedaron vacantes al concluir la temporada.

Los Angeles Angels contrataron a Joe Maddon, quien había quedado sin contrato con los Chicago Cubs, los que a su vez apostarán al debutante David Ross, una figura conocida y respetada dentro de la organización, a pesar de su inexperiencia como director.

Los San Diego Padres estrenarán a Jayce Tingler, sin experiencia previa en estas funciones.

Otro que lo hará por primera vez será el puertorriqueño Carlos Beltran al frente de los New York Mets, en tanto dos viejos conocidos, Joe Girardi y Mike Matheny, vuelven al ruego con los Philadelphia Phillies y los Kansas City Royals, respectivamente.

Entonces quedan disponibles las posiciones en los San Francisco Giants y los Pittsburgh Pirates.

Los Piratas despidieron a Clint Hurdle, cuando aún le quedaban dos años de contrato, mientras que Bruce Bochy se retiró después de una exitosa estancia de 13 temporadas en San Francisco, que incluyó tres títulos de Serie Mundial en 2010, 2012 y 2014.

El proceso para buscar a los sustitutos de Hurdle y Bochy se ha demorado más de la cuenta y tiene como denominador común al boricua Joe Espada, candidato a ambos puestos.

Espada es un excampocorto de 44 años que al igual que Tingler, nunca llegó a Grandes Ligas, pero ha desarrollado una vasta carrera como coach en los diferentes niveles del béisbol, que comenzó en las Menores con los Miami Marlins.

En las Mayores trabajó con los New York Yankees y a partir del 2018 sustituyó a su compatriota Alex Cora como coach de banca de los Houston Astros, mano derecha del manager A.J. Hinch.

Además posee experiencia en las ligas invernales, al haber tenido a su cargo equipos en la liga invernal de Puerto Rico.

Después de entrevistar a varios candidatos, los Gigantes han reducido su lista a tres, en la que aparece Espada, junto a Matt Quatraro y Gabe Kapler.

Quatraro es el coach de banca de los Tampa Bay Rays y Kapler, viene de una mala experiencia con los Filis, equipo que dirigió las dos últimas campañas y del cual fue despedido este año, tras un fracaso estrepitoso.

Mayor es el grupo de aspirantes a dirigir a los Piratas, pues además del puertorriqueño, figuran Jeff Banister, ex manager de los Texas Rangers, Derek Shelton, coach de banca de los Minnesota Twins que acaban de ganar 101 partidos en el 2019, Ryan Christenson, que ocupó la misma posición en los Oakland Athletics, y Stubby Clapp, asistente de primera base de los St. Louis Cardinals.

Las apuestas están a favor de Espada, quien también fue entrevistado por los Cachorros antes de contratar a Ross.

Ya sea con los Gigantes o con los Piratas, podríamos tener un quinto dirigente puertorriqueño en el 2020, uniéndose a Beltrán, Cora, Charlie Montoyo, de los Toronto Blue Jays, y Dave Martínez, nacido en Estados Unidos, pero con profundas raíces en la Isla del Encanto.

San Francisco cometería un error si opta por reciclar a Kapler, mientras que Espada tiene a su favor sobre Quatraro el don de la comunicación bilingüe, clave en estos tiempos, para facilitar la relación con los peloteros latinos.

En Pittsburgh también el puertorriqueño aparece como favorito, junto a Clapp, cuya experiencia como manager es de dos años en la AAA de los Cardenales, con los Memphis Redbirds, a los que llevó al título en ambas ocasiones.