Al mal tiempo, buena cara: ¡Bienvenida Colombia!

play
Lo Mejor del Día en BBEN: La postemporada del béisbol invernal está que arde (0:48)

En Venezuela todo está igualado con una victoria para cada equipo y cada serie se juega al mejor de 7. En República Dominicana, el Round Robin va por mitad de camino y Tigres de Licey es favorito. En México, también se juegan series al mejor de 7. (0:48)

En el 2014, la Serie del Caribe agonizaba en la mediocridad y en un intento desesperado por evitar su muerte natural, Cuba fue invitada al evento para reanimarlo.

Seis ediciones después, la Mayor de las Antillas no fue la poderosa fuerza reanimadora que se esperaba y aunque ganó la corona en San Juan 2015 con el equipo de Pinar del Río, su paso por el torneo dejó en sentido general 13 triunfos y 17 derrotas.

Cuando la Serie regresa a la capital puertorriqueña, la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) le informó a La Habana que no puede garantizar su participación en tiempo por problemas de visado y en su lugar, también en calidad de invitado, asistirá el campeón de la Liga Profesional de Colombia.

La ausencia de Cuba es lamentable, independientemente de que su actuación haya sido bastante deficiente, pues se trata de un miembro fundador del evento que trajo una bocanada de aire fresco cuando más se necesitaba.

Las razones de su exclusión hay que buscarlas en la política, generadas por el diferendo de más de seis décadas entre La Habana y Washington, pero ahondar en ellas sería arar en el mar.

La duda que deja esta ausencia en San Juan es si se trata de algo temporal y en el 2021, en Mazatlán, volverá el campeón cubano a la competencia o si se trata de un jaque mate al experimento que comenzó en 2014.

A juzgar por la nota de prensa emitida por la Federación Cubana de Béisbol (FCB), esto puede haber dañado severa y quizás permanentemente las relaciones con la CBPC, así que es demasiado prematuro especular sobre un eventual regreso de la isla a la Serie el año próximo, aunque Juan Francisco Puello, titular de la entidad regional, asegure que el campeón de la Serie Nacional sí estará invitado a la cita del 2021.

Pero al mal tiempo, buena cara. Bienvenida, Colombia, después de tantos años pidiendo a gritos una oportunidad.

A diferencia del béisbol cubano, que vive hoy las horas más bajas de su historia, el colombiano ha crecido a su nivel más alto y su participación en San Juan estará rodeada de grandes expectativas.

Según resalta el diario El Universal de Cartagena, la invitación es por dos años, así que la presencia de Colombia estaría garantizada también para el 2021 y a partir de entonces, el país intentará incluirse como miembro pleno de la CBPC.

El equipo que resulte campeón -actualmente se juegan las semifinales de la liga entre Caimanes y Gigantes, por un lado, y Toros y Vaqueros por el otro, probablemente contará con figuras con experiencia en las Mayores, como Harold Ramírez, de los Miami Marlins, o Jhonatan Solano.

Todavía está fresca en la memoria de los fanáticos el papel destacadísimo que dejó la novena cafetera en su primera aparición en el Clásico Mundial de Béisbol del 2017, cuando se batió de tú a tú con las selecciones de República Dominicana y Estados Unidos en la primera ronda disputada en el Marlins Park de Miami.

En la Serie del Caribe no tendría por qué ser distinto, aunque el nivel competitivo de Colombia, ni de sus rivales, esté a la altura del Clásico Munidal de Béisbol.

Los colombianos intentarán mirarse en el espejo de los panameños, invitados de último minuto en el 2019 y que irán a San Juan como flamantes campeones a defender su bien ganada corona.

Ganen o pierdan, les toca a los nuevos convidados dejar la piel sobre el terreno y aprovechar esta oportunidad que soñaron por más de 20 años.