El Piojo, a quirófano: tres apéndices que extirpar

play
Emilio Azcárraga habló sobre la continuidad del 'Piojo' (0:17)

El Presidente de Grupo Televisa reconoció el trabajo del Monterrey en la Final. (0:17)

LOS ÁNGELES -- Emilio Azcárraga Jean ungió al Piojo. Miguel Herrera se queda. Esta vez sí, con ultimátum: el título del Clausura 2020.

La Final ante el campeón Monterrey dejó lecciones duras. Las compras de pánico son despilfarros. Especialmente cuando compras a tres embajadores del pánico escénico. Y en El Nido lo sufrieron en el Estadio Azteca.

Tres presuntos refuerzos, los más caros del América, terminaron siendo indignos de la dimensión del #ÓdiameMás. Habrá que deshacerse de las tres peores inversiones de Coapa: Nico Benedetti, Nico Castillo y Giovani dos Santos.

A los tres les quedó grande, inmensa, la camiseta del América. Sobre todo cuando debían ser soluciones ante Rayados, terminaron siendo problemas. Capacidad tienen, sin duda, pero para equipos sin la dimensión mediática de El Nido.

El problema es quién puede interesarse en ellos. Sus salarios ahuyentan a cualquiera. Benedetti sabe que en Colombia, donde recuperaría alivio y paz su alma asustadiza, nadie puede pagarle lo que cobra en América.

¿Nico Castillo? El precio de su carta y su salario, son de cotización europea, a nivel pelagatos, pero europea. En su momento insistimos que debía debutar ante Pumas. Lo hizo y demostró que le asustaba el desafío.

Claro, América debería tratar de canjearlo al estilo de tianguis: mi perro de dos pesos por dos gatos de un peso. Lo que le den, saldría ganando.

¿Y Giovani? Ya se platicó que llegó por la puerta de atrás. Su padre, Zizinho, imploró ante Azcárraga Jean que le diera una oportunidad. Otra compra de pánico, de un jugador que sólo devolvió abulia, intrascendencia, aburguesamiento.

Hay poco tiempo para hacer la limpia. Y hay pocos bobalicones interesados en pagar esos salarios, bajo el deplorable rendimiento de los tres mencionados.

Se habla de que a Benedetti lo quieren en Brasil, aunque apesta a patrañas de su representante. Castillo es ofrecido a la MLS por su representante. ¿Y Gio? Ni a la MLS, ni en la Liga Mx, porque hasta Chivas que compraba desechos del América, ha recuperado el sentido común.

Además, la insistencia de Guido Rodríguez y Roger Martínez por buscar una oportunidad en Europa, podría consumarse en la ventana de invierno, y entonces los problemas aumentarían.

Cierto: hay una opción riesgosa, casi suicida. Miguel Herrera se ha jugado el pellejo por casos perdidos, con desechos tóxicos que buscó en otros clubes. Ejemplos hay: Miguel Layún, Moisés Muñoz, Jesús Molina y hasta por momentos Rubens Sambueza.

Incluso con este América, encontró la manera de rescatar a tipos que casi se iban al tianguis de futbolistas, como Andrés Ibargüen, al mismo Renato Ibarra y a Roger Martínez, sin olvidar los momentos desastrosos en su primer torneo como americanistas del mismo Guido Rodríguez y Henry Martín, hasta convertirse en indispensables.

¿Será capaz de operar Miguel Herrera un cambio radical en los tres más caros y menos productivos refuerzos del América? Tendrá que meterse en sus cabecitas de manera intensiva, y tiene poco tiempo para, además, sacarles de sus molleritas frágiles el fracaso de la Final, y encima darles responsabilidad y compromiso.

Pero, El Piojo suele ser arriesgado en esa toma de decisiones Acaso decida más vale malo conocido que bueno por conocer.

Ya alguna vez no pudo rescatara aun jugador con la selección mexicana. Lo intentó. Y lo hizo con horas extras de trabajo, pero nunca pudo redimir al Gullit Peña.

Acaso la diferencia es que el Gullit tiene un problema de salud, por su adicción al alcohol, pero los otros tres, Castillo, Benedetti y Giovani, tienen un problema de salud mental, por su adicción al valemadrismo.

Los tres son como apéndices, no sirven para nada, causan molestias, y lo mejor es extirparlos, pero…