Timoratos, la Liga Mx y Mikel Arriola ante la grave lesión de Unai Bilbao

play
Ramos Rizo: 'La Federación debe considerar quitar esas lonas' (0:32)

Las palabras de nuestro experto arbitral luego de la aparatosa lesión de Unai Bilbao de Necaxa ocasionada por una lona publicitaria. (0:32)

LOS ÁNGELES -- La herida es aparatosa, escalofriante. Y grave. Unai Bilbao (Necaxa) disputaba el viernes por la noche un balón con Nicolás Ibáñez (San Luis), la acción lo lanza fuera del campo. Al caer, su rodilla derecha se engancha con una alcayata mal puesta, que sujetaba un anuncio en el perímetro de la cancha del Estadio Victoria.

Desgarrador fue el alarido de Bilbao y desgarrada quedó su rodilla derecha. Un accidente, sin duda. Pero, como la mayoría de los accidentes, previsible, evitable. Negligencia de quien instala los anuncios.

Unai Bilbao, a préstamo con Rayos por parte del San Luis, sabrá este sábado, exactamente, la dimensión del daño, tras el impactante accidente, que, insisto, pudo evitarse, especialmente en tiempos en los que ya utilizar clavos y alcayatas para fijar anuncios, es un recurso rudimentario, baratón y negligente.

Necaxa gana el partido, pero perderá al jugador por varias jornadas, de acuerdo con diagnósticos preliminares. Tres puntos percudidos por el drama.

La Liga Mx se precipitó a las redes sociales. Esto publicó: “Para la LIGA MX, la integridad de los jugadores es lo más importante. Por ello revisaremos el incidente con Unai Bilbao, jugador del @ClubNecaxa, para que situaciones así no vuelvan a suceder. Afortunadamente, Unai se encuentra bien y fue atendido por el cuerpo médico del Club”.

Este sábado por la mañana, al nuevo presidente de la Liga Mx, Mikel Arriola, debió saberle más amargo el café al enterarse del hecho. Obvio, lo suyo no es el futbol, no está ahí por pasión, sino por necesidad, y ni está al pendiente de esos juegos que administra, supuestamente.

En redes sociales, Arriola usó su rancia verborrea de político marginado y prófugo de la clase de gramática en la primaria: “Para todos en la @LigaBBVAMX lo más importante es la integridad d las y los jugadores. He instruido a nuestros Comisarios revisar el incidente d Unai Bilbao con el @ClubNecaxa para tomar medidas correctivas y q no vuelva a suceder esto en ningún estadio. Todo mi apoyo a Unai!”. Urge que alguien le maneje su cuenta de Twitter.

Es un accidente, sin duda. ¿Pudo evitarse? Sin duda. Insisto, la negligencia se origina desde el mismo equipo Necaxa a cargo de la publicidad en la cancha del Estadio Victoria.

Hoy y mañana la Liga Mx continúa. Pero, ¿se ha ordenado ya que en los siete partidos restantes se prohíban los anuncios aledaños a la cancha mientras que la supuesta investigación, supuestamente ordenada por Arriola, dé un veredicto supuestamente puntual?

Hay otro detalle. Arriola se olvida que él no decide. Él está al servicio de los clubes. Y de Yon de Luisa. Pero, podría ser más osado que manifestarse con un tweet mal redactado. “He instruido a nuestros comisarios revisar el incidente”, exige este sábado, muchas horas después de lo ocurrido.

¿De verdad cree Arriola que estarán conservando la publicidad en el Estadio Victoria y la “escena del crimen intacta”, para que su perito, si es que en verdad tiene esa pericia, llegue a levantar un acta? Creo que ha visto demasiadas series lacrimógenas de su titiritero. En casos así, se extraña el cínico silencio que acostumbraba guardar Enrique Bonilla.

¿Y la Asociación de Futbolistas Profesionales se habrá enterado de la lamentable laceración en la rodilla derecha de Unai Bilbao? ¿Saldrá a exigir que se retire la publicidad de la periferia de las canchas, mientras se cumple la supuesta investigación, supuestamente ordenada, a los supuestos comisarios, por el supuesto mandamás de la Liga Mx?

La Liga Mx cierra su propio comunicado con una bobalicona expresión: “Afortunadamente, Unai se encuentra bien y fue atendido por el cuerpo médico del Club”. ¿En realidad se encuentra bien Bilbao luego de dimensionar el daño en su rodilla derecha?

Deseo equivocarme, pero, seguramente, en los siete partidos restantes, la publicidad estática permanecerá ahí. Además, los flamantes comisarios asignados a cada juego, tienen precarios conocimientos de futbol, son posiciones asignadas por compadrazgos. Entonces ¿alguien cree que están capacitados pericialmente para saber cómo, dónde, y qué revisar de los promocionales instalados?

En fin, el mismo mensaje de la Liga Mx asegura que “la integridad de los jugadores es lo más importante” para ella. Y entonces con tantos positivos por COVID-19, ¿por qué seguir poniendo en riesgo su salud y la de sus familias?

Recuerde, a nuestra compañera Elizabeth Patiño, esposas de futbolistas le confirmaron que los clubes han enviado a la cancha a positivos asintomáticos, si es que estaban en condiciones de jugar. ¿Y los adversarios?

Seguramente, Unai Bilbao estará de regreso a las canchas. La brutal experiencia debería ser una lección para una liga sin escrúpulos que aún sigue teniendo al jugador como una prescindible, desechable, y sustituible carne de cañón.