El #FueraVuce lo firma hasta el mismísimo #ExReyMidas

play
Vucetich: 'América es el único que se ha destapado, los demás estamos en pugna' (1:03)

El entrenador de las Chivas declaró que lo que buscan es ganar, pero no han tenido tino (1:03)

LOS ÁNGELES -- #FueraVuce dejó de ser un reclamo. Hoy es una súplica, es un gemido de urgencia. De ser una interpelación, un reclamo, el #FueraVuce pasó a ser la vocecita rendida de la desolación.

Pero son aullidos de una afición ninguneada, marginada, ignorada. El dueño de Chivas, Amaury Vergara, con su Kool-Aid naranja en la mano, le responde: “Compren más camisetas”. Él engorda sus finanzas y la afición enflaca sus esperanzas.

Y el #ExReyMidas ha hecho de la mentira su credo. Sus declaraciones son una ofrenda al descrédito. Habla como un profeta y actúa como un hereje de su propio dogma.

1.- “Es una desventaja dirigir sólo mexicanos”. Al ninguneo hacia la afición agrega el ninguneo a sus jugadores. Hay quien endulza su vida con sal. Cría cuervos...

2.- Tras el narcótico en el 0-0 con Pumas, Víctor Manuel Vucetich aún se atreve a dar el mexicanísimo dedazo de atole en el hocico a su turba rojiblanca. “Vamos por el camino correcto”. El fracaso tiene muchas rutas, él descubrió la suya. Copyright del suicidio. Thelma ya encontró a Louise.

play
3:21

¿Chivas va por buen camino?

Análisis contrarreloj de las declaraciones del técnico del Guadalajara, quien asegura que el equipo está haciendo las cosas bien en el Apertura 2021.

Vanessa Martín le musitaría al #ExReyMidas: “No reces si la fe ya no te importa”. Pero el técnico de Chivas se empeña en clonar su propia desgracia. La venera tanto que se le ha convertido en obsesión el reeditar su liturgia.

Cierto: los jugadores tienen su responsabilidad. Y también Ricardo Peláez, quien ha basureado ya su santoral portátil. Hasta San Cucufato murió de trombosis en los testículos.

Porque la culpa es un pastel amargo y hediondo, del que tragan todos, aunque Vucetich insista en servirse la rebanada más grande, y aunque Amaury Vergara navegue en la placidez insana e insalubre del heredero incómodo e incomodado por la herencia, anestesiado por el indulto del ignorante.

Los primeros sentenciados fueron los jugadores. “Artistas del balón”, se llaman entre ellos, cuando liban hasta la enajenación con vodka con tamarindo, o se trepan a jaripeos a deshonrar canciones de olvidables bandas, o cuando se dan una encerrona clandestina y terminan envueltos en crímenes de orden sexual.

Pero, en los últimos juegos, parecen salir redimidos, arrepentidos, contritos, a la cancha. A veces con esfuerzo bruto, como bestias de carga, dispuestas a desquitar el opulento jornal, y le agregan un poquito de ese talento que los hace distintos. Se ve que quieren, se ve que saben, se ve que pueden. A veces.

play
2:35

Pietrasanta: Chivas un favor…

El Rebaño no pudo sacar una importante victoria ante una escuadra de Pumas mermada por las lesiones de algunos jugadores.

Sin embargo, es evidente que llevan un lastre a cuestas. El librito miedoso y amedrentado del #ExReyMidas. Ellos, en su prolífica imaginación y la crueldad de sus fantasías, se sienten Fórmula Uno, pero además de sus disparates emocionales, Vucetich les pone freno de mano.

Para el técnico de Chivas, el fracaso hiede menos cuando el empate maquilla una derrota. Y eso en Chivas ocurre con frecuencia. Vaya, ocurrió ante Necaxa. Ese 2-1 era tan flácido como victoria, que provocó las reverberaciones del #FueraVuce. Nunca antes un triunfo cotizó como eunuco.

Cierto, este Blog, con menos visitantes que minutos de Fernando Beltrán en la cancha, debió ser escrito el domingo por la tarde. Estaba seguro que, tras el horrendo empate con Pumas, ni Peláez ni Amaury permanecerían callados. Me equivoqué.

Pensé que ocurriría el lunes por la tarde o noche. Que ambos, directivo y dueño, ofrecerían soluciones, movimientos drásticos o al menos una lacrimógena, voluminosa, estéril y farsante disculpa. Sí, me equivoqué de nuevo.

Lo cierto es que ambos, Peláez y el Júnior, han hecho de la quietud, la parsimonia, la pasividad, el ocultamiento, el refugio opiáceo del valemadrismo. Han hecho del secretismo un acto de sincretismo de su responsable irresponsabilidad.

O tal vez, ellos, y sólo ellos, y únicamente ellos, se creyeron eso de “vamos en la dirección correcta”, una línea que hubiera enriquecido el diálogo final de la película de Thelma y Louise, que de este tema, seguro, Amaury sí sabe, aunque no sé si lo entienda. ¿Lo recuerda Usted?

- De acuerdo, escucha. No nos dejemos atrapar.

-¿De qué hablas?

- Sigamos adelante.

- ¿Qué quieres decir?

- ¡Sigue!

- ¿Segura?

play
2:19

¿V. M. Vucetich se equivoca al no considerar a Oribe Peralta en estas Chivas?

Los expertos de 'Futbol Picante' debaten si el ganador de la medalla de oro en Londres 2012 no tiene lugar en el plantel.

Y siguen. Peláez y Amaury a bordo del convertible, de modelo obsoleto, del #ExReyMidas. “¡Sigue!”, “¡Seguro!”. El abismo es infinito.

Por eso, ese #FueraVuce, que pasó de reclamo a súplica, nació, creció y murió, en las gargantas inútiles, estériles, de las redes sociales y de la afición.

Y entre el confuso desplante de Vucetich, con hechos irrefutables, y entre el cinismo y la gallardía, él mismo firma ese pliego petitorio de su despido.