Canelo-Bivol: la hora de la verdad

Solamente tiene 19 peleas profesionales, todas ganadas, con 11 nocauts, frente al record del mexicano: 57 ganadas con 39 nocauts, una derrota y 2 empates.

Pero el ruso suma 268 victorias más 15 derrotas luego de una sólida campaña amateur, en la que ha logrado varios campeonatos internacionales. Claro que semejante experiencia no tiene demasiado que ver con lo que es el profesionalismo, en donde el Canelo ha combatido con campeones y retadores de diferentes estilos.

De hecho para el mexicano esta será su pelea número 14 en Las Vegas en donde es local, sin dudas, alentado por el bullicioso público mexicano. Estos son algunos ingredientes de lo que se verá este sábado 7 de mayo desde las 19 (hora de la Argentina) por ESPN, en una edición muy especial de ESPN KNOCK OUT, con los relatos de Renato Bermúdez, los comentarios de Salvador “Chava” Rodríguez, Mariale Espinosa y Fernando Barbosa, juez internacional del Consejo Mundial de Boxeo. Bivol mide 1,83 m. o sea diez centímetros más que Alvarez, porque el ruso es un medio pesado natural y esa ventaja, sumada a que posee un jab muy fuerte y variado, será una de las claves de la pelea. De hecho, Canelo ha manifestado que saldrá desde el arranque a trabajar en la corta distancia, consciente de que, además, Bivol tiene gran resistencia al correr de los asaltos y que no suele perder la paciencia, por lo que habrá que restarle piernas desde el comienzo.

Canelo ya fue campeón mundial de las 175 libras cuando venció por nocaut a Sergey Kovalev en noviembre de 2019; el entonces campeón lo complicó por su altura, pero luego terminó totalmente derrumbado. A propósito, todos sabemos que Canelo tiene una gran resistencia al castigo, gracias a una mandíbula de hierro.

¿Cuál será la medida de Bivol cuando reciba los contragolpes de un hombre de puntería y poder como el mexicano? Bivol estuvo entrenando en Indio, California, en el gimnasio de Joel Díaz. “Es el hombre con quien todos desean pelear –dijo, refiriéndose a Canelo- porque ganarle daría prestigio y sería la mejor manera de meterse en el juego grande. Y recuerde que nadie es perfecto y que todo boxeador es ganable”. Díaz manifestó que una de las claves de la victoria de Bivol será su jab, mientras que su histórico entrenador, Gennady Mashianov, prefirió no revelar demasiado la estrategia de la pelea que será la más trascendental en la carrera de su pupilo.

Nacido en Tokmak el 18 de diciembre de 1990 (antes Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, hoy Tirguistán), empezó a boxear de muy joven y debutó como rentado en 2014. Es el actual super campeón medio pesado WBA y aunque solamente recibirá 2 millones de dólares, contra los 15 millones fijos de Canelo, sabe justamente que el camino es ganar. Esto no es ningún descubrimiento, pero queda en claro que no será fácil ni para Canelo con la desventaja física y el estilo de Bivol, ni para el campeón.

El mexicano es un hombre que ha combatido con todos o casi contra todos los diferentes estilos que le han puesto enfrente. Algunas victorias de Bivol fueron muy claras por puntos pero no espectaculares, puesto que no se sale de su libreto, pero no ha tenido enfrente a un hombre que, como Canelo, ha librado ya muchas batallas con rivales de todo tipo y que, seguramente, le pondrá a la pelea un fuego que atentará contra la frialdad de Bivol. El campeón viene de ganarle ampliamente por puntos a Umar Salamov el 11 de diciembre del año pasado. A su vez el Canelo venció por nocaut técnico en el 11er asalto a Caleb Plant el 6 de noviembre pasado.

Bivol ha ganado sus últimas 6 peleas por puntos y no posee un punch demoledor que haga prever una victoria explosiva. Ese detalle, ante un hombre que como Canelo puede avanzar sin correr riesgos (es una manera de decir, se entiende) podrá ser también un problema para él, porque el mexicano podrá trabajar en el ataque. Se espera una pelea estratégica, en donde no se podrán cometer errores y en la que el gran obligado en la cita, la estrella del show, el Canelo Alvarez, deberá demostrar una vez más porque es el gran favorito.

Para este cronista, la experiencia, el fuego y la contundencia están a favor de Canelo, como para contrarrestar las ventajas físicas del campeón. Sobre todo en la segunda parte de la pelea. Ambos estuvieron dentro de los límites de la división en el pesaje efectuado el viernes: Canelo registró 174.4 libras y Bivol 174.6.

Los dos a los 31 años, tienen recorridos distintos y al final del pasillo, se encontrarán este sábado 7 de mayo en el ring del T-Mobile de Las Vegas. Será para estar con los ojos bien abiertos cuando arranque la transmisión de ESPN KNOCK OUT con Renato Bermúdez en los relatos, los comentarios de Salvador Rodríguez y Mariale Espinosa y la tarjeta de hierro de Fernando Barbosa, juez internacional del Consejo Mundial de Boxeo. No habrá tiempo de descuidos cuando suene la campana y se escriba un nuevo capítulo de la historia en ESPN KNOCK OUT.