El COI ratifica suspensión de la AIBA y torneo olímpico ajeno a ella

MADRID -- La asamblea del Comité Olímpico Internacional (COI) ratificó este martes en Lausana (Suiza) la suspensión de la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) y la inclusión en los Juegos de Tokio 2020 de este deporte, pero organizado sin relación alguna con la federación sancionada.

Para ello, los miembros de COI reunidos en la 134 Sesión aceptaron también una excepción a la Carta Olímpica, que entrega a las federaciones la potestad de clasificar a sus deportistas para los Juegos, y en este caso traslada la responsabilidad a los comités olímpicos nacionales.

Los cuatro torneos preolímpicos que organizará el COI a principios de 2020, mediante un grupo de trabajo y sin contar con la AIBA, se organizarán en países con experiencia reciente en Juegos o en proceso de organizarlos.

Así, el de Asia y Oceanía será en China, el de África en Dakar, el de Europa en Londres y el de América en Buenos Aires "para aprovechar el magnífico legado de los Juegos de la Juventud de 2018". Estas sedes están aún sujetas a definitiva confirmación.

Los campeonatos del mundo de la AIBA no serán, por tanto, clasificatorios para Tokio. Los masculinos serán en septiembre en Ekaterimburgo y los femeninos en octubre en Ulan-Ude, también en Rusia.

La Ejecutiva del COI ya había establecido la semana pasada los ocho pesos masculinos y cinco femeninos que se disputarán en Tokio 2020: en hombres, peso mosca 48-52 kg, pluma 52-57 kg, ligero 57-63 kg, welter 63-69 kg, medio 69-75 kg, semipesado 75-81 kg y pesado 81-91 kg; en mujeres serán mosca 48-51 kg, pluma 54-57 kg, ligero 57-60 kg, welter 64-69 kg y medio 69-75 kg.

La AIBA está suspendida por irregularidades económicas, administrativas y arbitrales y a cargo de un presidente interino, el marroquí Mohamed Moustahsane, tras la renuncia del uzbeko Gafur Rakhimov, incluido en la lista negra del Departamento del Tesoro estadounidense por su presunta vinculación con mafias de la droga.

Replantearse la organización del boxeo olímpico a tiempo para los Juegos de Tokio sin contar con la federación ha sido, dijo el presidente del COI, el alemán Thomas Bach, "una de las tareas más difíciles" a las que el organismo ha tenido que hacer frente.

"Ahora los deportistas ya saben cómo se clasificarán y pueden concentrarse en su preparación", afirmó.