Dictamina OMB errores en victoria de Briedis, pero sostiene el veredicto

El combate en donde Mairis Briedis ganó el título crucero de la OMB tuvo varios errores de juicio del referí Robert Byrd Valery Sharifulin\Getty Images

La OMB ha dictaminado que Mairis Briedis cometió una falta intencional a Krzysztof Glowacki en su pelea por el título mundial de peso crucero y que el árbitro Robert Byrd cometió múltiples errores al oficiar la pelea, pero reconoció que es impotente para cambiar la decisión a un no contest, que perseguía Glowacki en su protesta formal.

Briedis reclamó el título mundial de las 200 libras de la OMB de Glowacki por nocaut en el tercer asalto el 15 de junio en las semifinales del torneo del World Boxing Super Series en Riga, Letonia, la ciudad natal de Briedis, pero el resultado fue muy polémico.

Aunque no puede cambiar el resultado, la OMB, en un fallo emitido el viernes, "recomienda encarecidamente" que el ganador de la World Boxing Super Series defienda el título ante Glowacki dentro de los 120 días posteriores a la finalización del torneo, que se espera que concluya en noviembre. Briedis se enfrentará a Yunier Dorticos, quien ganó un cinturón vacante en la co estelar del 15 de junio, para unificar sus títulos mundiales en la final del torneo de ocho hombres.

Briedis (26-1, 19 KOs), de 34 años, anotó tres caídas contra Glowacki (31-2, 19 KOs), de 32, de Polonia, en una pelea salvaje que terminó en una tormenta de controversia. La OMB dijo que revisó el video de la pelea y acordó que Briedis había cometido una falta intencional y que Byrd cometió varios errores.

En el segundo asalto, Glowacki clavó a Briedis con una mano izquierda detrás de la cabeza, lo cual es ilegal, aunque su golpe no parecía tener un propósito. Briedis respondió con un codo que atrapó a Glowacki en la mandíbula y lo derribó. Byrd falló en ver el golpe de conejo de Glowacki, pero atracó un punto de Breidis para el codo mientras le ordenaba a un Glowacki herido que se pusiera de pie.

Briedis anotó dos caídas más tarde en el asalto, pero la segunda llegó mucho después de que la campana hubiera sonado para terminar el asalto. La campana sonaba continuamente para señalar el final del mismo, y mientras los locutores, la multitud, las esquinas de los luchadores y los boxeadores la ecucharon, los combatientes incluso dijeron después que sabían que sonaba la campana, que continuaron peleando por al menos otros 10 segundos, con Briedis anotando una caída con una mano derecha. Byrd estaba ajeno, alegando que no había oído la campana. Glowacki no se había recuperado cuando comenzó el tercer asalto, y Briedis lo derribó con otro golpe a la cabeza, incitando a Byrd a detener la pelea a los 27 segundos.

El promotor de Glowacki, Andrew Wasilewski, presentó una protesta ante la OMB el 17 de junio argumentando que, de acuerdo con la resolución de la OMB, debido a "numerosos errores de las reglas de boxeo aplicables ejecutadas por el árbitro designado el Sr. Robert Byrd, la resolución del encuentro en proceso fue sustancialmente irregular y, por lo tanto, el Sr. Briedis debe ser descalificado, suspendido y el resultado oficial de la pelea debe ser anulado y/o revertido y declarado no contest".

La OMB dijo que Raimond Zeps, representando a Briedis, respondió a la protesta de Glowacki y dijo que la deducción de puntos por el codo era "satisfactoria" y que Glowacki también debería haber estado sujeto a una deducción de puntos por el golpe detrás de la cabeza. Además, Zeps dijo que Briedis no debería ser castigado por pelear después de la campana porque ambos lo hacían.

"El Sr. Zeps, en nombre de Briedis, afirma y da la bienvenida a una revancha contra Glowacki después de la finalización de la WBSS", escribió la OMB en su resolución.

La OMB dijo que carece de jurisdicción para cambiar el resultado, lo que solo puede hacer la Federación de Boxeo de Letonia, pero agregó que "reconoce que se produjo una clara mala aplicación de las reglas del boxeo" y recomendó al ganador de la WBSS pelear contra Glowacki a continuación.