'La Chiquita' y JM Márquez, inmortales del boxeo

LAS VEGAS -- Juan Manuel Márquez ganó, perdió y empató en su brillante carrera boxística. Pero jamás se rindió.

Incluso cuando vivía sus peores momentos arriba del cuadrilátero se mantuvo firma y fuerte en su convicción, y sobre todo en su disciplina para el boxeo.

Este sábado, Márquez alargará aún más su leyenda al ser inducido al Salón de la Fama del Boxeo de Nevada, junto con su compatriota y gran ex campeón Humberto “Chiquita“ González y otros 14 legendarios personajes del pugilismo mundial.

“Estoy muy contento y emocionado”, dijo Márquez. “Esto representa mucho para mí. Es el premio al esfuerzo y disciplina de toda una vida. Trabajé muy fuerte para llegar hasta arriba y ahora que estoy retirado están reconociendo parte de lo que traté de hacer en la vida”.

En 64 peleas profesionales, Márquez logró 56 victorias, por sólo siete derrotas y un empate; noqueó a 40 rivales. Uno de sólo tres mexicanos que fueron campeones en cuatro divisiones diferentes. Jamás perdió porque el réferi detuviera la pelea.

“Era un boxeador único que tuvo que pelear por reconocimiento siempre”, consideró el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán. “Fue un ejemplo de tenacidad, de lucha, de trabajo. Representó siempre los ideales del boxeo. De la manera en que los boxeadores deben comportarse dentro y fuera del ring”.

Sulaimán dijo que el momento que más recuerda en la carrera de Márquez y que tal vez ejemplifica lo que representó arriba del cuadrilátero fue el nocaut que propinó en su cuarto y último combate contra Manny Pacquiao.

“José Manuel estaba muy lastimado, era claro que Manny estaba conectando los mejores golpes”, recordó Sulaimán con respecto a la pelea entre ambos del 8 de diciembre del 2012. “Ese golpe de derecha no fue casualidad, ni suerte, como muchos han pensado. Juan Manuel lo estuvo preparado los seis asaltos. A pesar de que estaba muy golpeado, nunca perdió su disciplina, ni plan de pelea. Espero el momento y conectó para noquear a Pacquiao”.

Márquez reconoció que extraña el boxeo activo, pero que su carrera como analista ayuda a que siga muy pendiente del deporte de sus amores.

“Qué mejor que entrar con un amigo y compañero de toda la vida, ‘La Chiquita’, con quien compartí funciones aquí en Las Vegas”, dijo Márquez, quien peleó 29 veces en el estado de Nevada.

González (43-3-0, 30 ko’s) sólo peleó en dos ocasiones en Las Vegas, en junio de 1991, cuando venció a Melchor Cob, y noviembre de 1993, derrotando a Armando Díaz.

“Fueron dos muy buenas peleas”, recordó González. “En aquel tiempo sólo traían a Las Vegas a los boxeadores que realmente jalaban gente y llenaban arenas, y los verdaderos campeones”.

Además de Márquez y González también ingresarán al Salón de la Fama de Nevada Bernard Hopkins, Ronald ‘Winky’ Wright, Vinny Paz, Terry Norris, Bobby Chacón, Joel ‘El Cepillo’ Casamayor, Wayne McCullough, Hasim Rahman, Leroy Haley, Floyd Mayweather Sr, Duane Ford, Dan Goossen, Dr. Edwin Homanksy y Marc Risman.