Félix Verdejo está listo para usar la oportunidad en la 'burbuja' y callar a los escépticos

play
Zepeda no defraudó y venció a Castañeda (0:37)

José Zepeda se impuso por decisión unánime sobre Kendo Castañeda en Las Vegas. (0:37)

El contendiente colombiano de peso pluma Miguel Marriaga (29-3, 25 KOs) y Mark John Yap (30-15, 15 KOs) estaban pautados para pelear en el evento estelar de Top Rank el jueves por la noche en la cartelera de boxeo de ESPN Deportes en el MGM Grand Conference Center en Las Vegas. Marriaga tenía programado originalmente enfrentar a Shakur Stevenson por el título de peso pluma de la OMB el 14 de marzo, pero esa cartelera fue cancelada debido al coronavirus. Avanzamos rápido hasta julio, y Stevenson desocupó ese cinturón, y mientras tanto Marriaga estaba listo para pelear para mantenerse ocupado. Ahora Marriaga se queda buscando otro oponente.

El lado positivo es que la historia más intrigante de esta noche, la segunda pelea para el peso ligero Félix Verdejo bajo la guía del respetado entrenador Ismael Salas, se mueve al evento principal. La especialidad de Salas es la reconstrucción de boxeadores que cayeron en tiempos difíciles, como Yordenis Ugas, Jorge Linares y, más recientemente, Robeisy Ramírez.

No fue hace mucho tiempo que Verdejo era considerado un prospecto de primera línea destinado a seguir los pasos de Félix ‘Tito’ Trinidad y Miguel Cotto como el próximo gran boxeador de Puerto Rico; por algo fue nombrado Prospecto del Año de ESPN 2014. Justo alrededor del momento de su pelea con Iván Najera en junio de 2015, su progreso se detuvo. Verdejo continuó obteniendo victorias, pero faltaba algo. En marzo de 2018, Antonio Lozada lo detuvo en 10, y muchos expertos lo descartaron.

"Una vez me consideraron un muy buen prospecto, pero después de un tiempo, eso se detuvo", dijo Verdejo a principios de 2020, mientras se preparaba para su pelea contra Manuel Rey Rojas, a quien venció por decisión unánime en su primera con Salas en su esquina. "Creo que todo eso fue mi culpa. Solo estaba saliendo con amigos, sin tomarme nada en serio, pensando que lo sabía todo. Pero finalmente entendí que necesito tomarme esto en serio porque el boxeo es un deporte muy serio. Ahora estoy hago los sacrificios".

Después de años de que le dijeran que dejara a su entrenador de toda la vida, Ricky Márquez, e ir a un campo de entrenamiento lejos de las distracciones de Puerto Rico, el joven de 27 años tomó la decisión de trasladar su entrenamiento a Las Vegas.

"Aquí en Las Vegas, la mayor diferencia es que aquí estoy totalmente enfocado en la pelea, no como cuando estaba en la isla, donde asistiría a eventos, pasando el rato con amigos", mencionó Verdejo. "Quiero decir, entrenaría, pero no estaba totalmente enfocado en la pelea. También estaba haciendo otras cosas".

Otra cosa que ofrece Las Vegas es un grupo más profundo de socios de sparring. Top Rank tenía preocupaciones de que el trabajo que Verdejo hacía en el pasado no lo estaba preparando para la acción en vivo. En Salas, tiene un entrenador con un pedigrí de campeonato profundo.

"Estoy muy bien con Salas. Tenemos muy buena química juntos", dijo Verdejo en enero. "Todo lo que trae es buena vibra y felicidad. Tiene muy buena atención a los detalles y me está enseñando cosas que nunca pensé que podría aprender: nuevos movimientos, nuevos ejercicios, todo. Me gusta eso".

Verdejo ha estado en Las Vegas desde mayo preparándose para el combate de esta semana.

"Sé que todavía tengo el talento para convertirme en campeón mundial. Ahora tengo el impulso, el deseo y el hambre de seguir entrenando duro y mantener ese objetivo de ganar un cinturón", dijo. "Sé que lo voy a hacer. Definitivamente es una nueva etapa en mi carrera. Estoy muy motivado y con ese objetivo de convertirme en uno de los mejores en el boxeo".

La cartelera del jueves

• Félix Verdejo (26-1, 16 KOs) vs. Will Madera (15-0-3, 8 KOs), 10 rounds, ligero

• Aleem Jumakhonov (8-2-2, 4 KOs) vs. Martino Jules (9-0, 2 KOs), 8 rounds, pluma

• Jared Anderson (4-0, 4 KO) vs. Héctor Pérez (7-2, 3 KO), 4 rounds, pesados

• Kenny Davis (2-2-1) vs. Eduardo Sánchez (2-2), 4 rounds, ligero