Victoria de Vasiliy Lomachenko lo alinea para oportunidad de redención contra Teófimo López

play
Arum recibe ofertas para Lomachenko vs Teófimo II y el papá de Teófimo quiere que peleen en diciembre (2:07)

Bob Arum y Teófimo López Sr. Expresaron su deseo de negociar una revancha entre Vasiliy Lomachenko y Teófimo López Jr. a finales de 2021. (2:07)

Inmediatamente después del sensacional nocaut de Vasiliy Lomachenko sobre Masayoshi Nakatani el sábado en Las Vegas, el padre de Teofimo López se dirigió directamente al ring.

No estaba claro exactamente por qué el mayor de los López quería llegar a Lomachenko, y la seguridad lo detuvo mucho antes de que lo hiciera. Pero si lo piensas, tal vez quería agradecer a Lomachenko. Gracias a la actuación del sábado, una revancha entre Lomachenko (15-2, 11 KOs) y López (16-0, 12 KOs) se convirtió en una de las peleas más vendibles en las 135 libras. En realidad, incluso podría ser la más vendible, lo que realmente dice algo, considerando la gran cantidad de talentos jóvenes en el peso ligero.

López aún tendrá que hacer su parte en los próximos meses, cuando se espera que enfrente a George Kambosos Jr. en una pelea que se suponía iba a tener lugar el 5 de junio. La pelea se pospuso después de que López dio positivo por COVID-19. Suponiendo que López se recupere por completo y derrote a Kambosos, es probable que López comience a promover una revancha contra Lomachenko de inmediato.

Y qué aumento promocional será. López, de 23 años, se convirtió en el campeón indiscutido de peso ligero en octubre, cuando derrotó a Lomachenko por decisión unánime dentro de un desierto MGM Grand Conference Center en Las Vegas que sirvió como la burbuja de Top Rank. La victoria culminó meses de comentarios descarados hechos por López y su padre, en los que garantizaron una victoria sobre el gran número 1 en el ranking libra por libra y luego cumplieron.

Hay muchas formas diferentes de ver esa primera pelea, y puedes apostar a que cada una de ellas se desarrollará antes de la revancha. La noche de la derrota, Lomachenko dijo que sentía que había hecho lo suficiente para ganar. Más tarde dijo que la pelea debería haber sido declarada en empate y reveló que casi no lanzó golpes en los primeros seis asaltos debido a una lesión en el hombro.

Como mínimo, esa excusa sonaba plausible antes del sábado. Ahora, se siente más como una explicación honesta. Presumiblemente sano, y muy motivado, Lomachenko lució como antes contra Nakatani en los primeros 90 segundos, cuando Lomachenko se deslizó hábilmente hacia su derecha para evitar un golpe y se lanzó hacia adelante con una mano izquierda veloz.

La actuación de Lomachenko resolvió muchos problemas potenciales para él, e hizo lo mismo con López y Top Rank. Inmediatamente después de su victoria sobre Lomachenko, López consiguió un excelente día de pago en una puja abierta a principios de este año, pero su siguiente movimiento más allá de Kambosos no habría sido obvio si hubiera sido otra cosa que una revancha de Lomachenko.

A pesar de todo el talento en el peso ligero, reservar una pelea entre personas como López, Lomachenko, Devin Haney, Gervonta Davis y Ryan García está lejos de ser algo seguro, debido a la cantidad de promotores y redes involucradas. Ahora, la mejor pelea también es la más fácil de hacer, ya que López y Lomachenko caen bajo el paraguas de Top Rank.

Y si Lomachenko iguala el marcador en lo que promete ser una revancha muy exitosa, imagina el interés en una trilogía.

Entonces, sí, no es descabellado pensar que el padre de López se apresuró a subir al ring para agradecer al adversario más reciente de su hijo. El negocio se ve bien para todas las partes después del sábado.