Fury-Wilder: Intriga en Las Vegas

ESPN

Se viene la tercera edición de un choque entre pesos pesados que está, como sucede en esta categoría, lleno de intriga.

Es cierto, Tyson Fury, campeón del Consejo Mundial, es favorito para la mayoría frente al ex campeón Deontay Wilder. Por ahora el tanteador marca un empate y una victoria para Fury, quien de esa forma le arrebató la corona al norteamericano. Pero en el boxeo como en la vida, no siempre dos más dos es cuatro.

En la primera pelea, en diciembre de 2018, Fury cayó dos veces, en los rounds 9 y 12. De esa manera se produjo un empate que, sin esas caídas, hubiera sido una victoria por puntos para “The Gypsy King”.

En la segunda edición (22 de febrero de 2020) no hubo que apelar a las tarjetas, porque el británico se consagró campeón tras darle una paliza a “The Bronze Bomber”, quien cayó en los asaltos tercero y quinto. Fue justamente su propia esquina, encabezada por Mark Breland y Jay Deas que decretó en el séptimo que ya no tenía sentido continuar ante el castigo recibido.

Wilder no solamente despidió a sus técnicos, sino que también aseguró que el principal problema fue el extravagante y pesado traje que llevó en su caminata al ring.

Ahora con Malik Scott (a quien noqueó en el 2014 y de quien es amigo) emprenderá el camino del regreso.

Sea como sea Fury, se encaminó con esta victoria a medirse con Anthony Joshua, para unificar las coronas. Pero Wilder hizo valer una cláusula de revancha y se salió con la suya, obligando a esta tercera edición, que será en el T-Mobile de Las Vegas.

¿Se puede decir que está todo dicho? Por supuesto, no. Y aunque parezca lo más lógico que sea Fury quien se alce con la victoria, sobre todo teniendo en cuenta el desarrollo de las dos peleas, especialmente la última, en un choque entre pesos completos nada es seguro. Sobre todo porque Wilder pidió este combate, porque su orgullo lo empuja a “poner las cosas en su lugar” y porque además, posee un directo de derecha que, cuando lo conecta es como un misil, imposible de esquivar y de tremendas consecuencias.

Esto hace atractivo el choque, porque todo el gran peso emocional del encuentro estará en Wilder, que necesita de la victoria como un peregrino perdido pide una gota de agua en medio del desierto. Se trata para él de salir a todo o nada, casi sin ninguna otra alternativa.

A todo esto, ¿Se puede llegar a pensar que Fury está más confiado que nunca? No sería muy oportuno para él caer en esa trampa. Los números dicen que Fury tiene 30 peleas ganadas, 21 antes del límite, y un empate: invicto. A su vez, el norteamericano suma 42 triunfos, con 41 nocauts, una derrota y un empate (estos últimos frente a Fury, obviamente).

Como ya quedó expresado, el 1ro de diciembre de 2018 fue empate y el 22 de febrero de 2020 ganó Fury.

Tendrá transmisión de ESPN KNOCKOUT con los relatos de Renato Bermúdez, los comentarios de Salvador “Chava” Rodríguez y la “tarjeta de hierro” del juez del WBC Fernando Barbosa, desde las 20, hora de la Argentina. A la vez Julius Julianis y Carlos Irusta se encargarán del relato alternativo para personas con problemas visuales.

Historia pesada

Algunas de las más grandes trilogías de la división de los pesos completos fueron con un 2-1: Muhammad Ali sobre Frazier, Riddick Bowe frente a Evander Holyfield, Muhammad Ali sobre Ken Norton y Ezzard Charles sobre Jersey Joe Walcott son los ejemplos más grandes.

Aunque en realidad, Walcott y Charles hicieron cuatro peleas. En las dos primeras (1949 y 1951) ganó Charles, quien se consagró campeón en el primer encuentro y retuvo su corona en el segundo. En la tercera edición, 18 de julio del 51, Walcott ganó por KO en el séptimo y se convirtió en el campeón más viejo de los pesados hasta ese momento, con 37 años. Era su quinto intento de lograr la corona y subió al ring 9-1 abajo en las apuestas. Finalmente en la cuarta (1952). Walcott ganó por puntos

De cada trilogía (¡Y de cada pelea!) se podría escribir una larga historia. ¿Quién puede olvidar la gran victoria de Smoking Joe sobre Muhammad Ali en el Madison, o aquel abandono de Frazier ante Ali en Manila? ¿Y de la mandíbula rota de Ali cuando se midió por primera vez ante Ken Norton en Los Angeles?

Hoy Fury y Wilder a su manera y con sus estilos ponen a los aficionados al boxeo en situación llena de expectativas, porque para la gran mayoría no existirán las tarjetas de los jurados. Y son muchos los que sostenemos que Fury “le tomó el número” a Wilder y que a esta altura, le costará mucho a Deontay para ofrecer variantes.

Pero a no olvidarlo: Wilder tiene un directo de derecha capaz de dar vuelta un encuentro con un solo golpe (consultar a “King Kong” Ortiz).

Hay boxeo en Las Vegas, hay expectativa de nocaut, hay una pelea llena de intriga. Y todo pasará por la pantalla de ESPN Knock Out, más caliente que nunca.