Pello Bilbao remonta a Alaphilippe y gana a lo grande en Amurrio

Getty Images

AMURRIO -- El español Pello Bilbao (Bahrain Victorious) se ha impuesto en la tercera etapa de la 61ª Vuelta al País Vasco, la Itzulia 2022, un recorrido de 181,7 kilómetros entre las localidades alavesas de Laudio y Amurrio en el que el ciclista vasco se impuso al sprint entre los mejores de la carrera.

Bilbao fue el primero del grupo de 14 corredores que llegaron por delante a meta y superó en la llegada al campeón del mundo, el francés Julian Alaphilippe, ganador de la segunda etapa y al que remontó antes de la línea de llegada. Tercero en la etapa fue el ruso Alexandr Vlasov (Bora).

Antes de la meta, el de Gernika había intentado dos veces escaparse del grupo de elegidos, a 5,5 y a 3 kilómetros de meta. Parecía que en esas intentonas había quemado sus naves, pero en el sprint tomó "la rueda adecuada, la de Alaphilippe" y ganó "a lo grande" al maillot arco iris en su terreno, se felicitó en meta, radiante tras su victoria.

Primoz Roglic (Jumbo Visma), líder, vigente campeón y vencedor en dos ediciones de la carrera, fue séptimo en la etapa dentro de un Top 10 en el que también entraron Enric Más (Movistar), sorprendente quinto en un sprint de una quincena de corredores, Ion Izagirre (Cofidis), ganador en 2019, octavo; y Rigoberto Urán, décimo.

Completaron esas diez primeras plazas David Gaudu (Groupama), cuarto, Pierre Latour (TotalEnergies), sexto, y el compañero de Roglic Jonas Vingegaard, noveno.

En la general, sigue líder el esloveno Roglic, con el belga Remco Evenepoel, que volvió a preparar el sprint a Alaphilippe, segundo a 5 segundos, y ahora Vlasov tercero a 16 segundos.

El británico Adam Yates (Ineos) es cuarto, a 18 segundos del maillot amarillo, Pello Bilbao ha subido a la quinta plaza, a 19 igual que Vingegaard, sexto y un segundo y un puesto por delante de Ion Izagirre, séptimo, a 20. Daniel Felipe Martínez (Ineos) es octavo a 21, Latour, noveno a 25, y Alaphilippe décimo, a 28.

Tras un primer intento de Jan Polanc en el km.12, antes de la primera subida puntuable del día, Altube (3ª), la escapada del día no se formó hasta el kms.43, de nuevo con el esloveno de UAE como protagonista junto al español Cristian Rodríguez (TotalEnergies), el otro héroe de la etapa, y el canadiense Hugo Houle (Israel).

Intentó sumarse al trío el Euskaltel-Euskadi Ibai Azurmendid, uno de los héroes del martes camino de Viana, pero el navarro no consiguió conectar y los tres de cabeza llegaron a tener cerca de cinco minutos de ventaja, lo que hizo de Polanc líder virtual durante muchos kilómetros.

Con la llegada del encadenado Opellora (3ª; un muro de 1.100 metros al 13 por ciento)-Ozeka (2ª; 3,6 al 7,4), que hubo que pasar dos veces, la fuga se deshilachó.

Primero cedió Houle en el descarnado y empinado hormigón del muro de Opellora, con tramos de hasta el 18 por ciento de desnivel; y después Polanc camino de la cima de Ozeka, aunque mejor asfaltado también con rampas de hasta el 17.

Se quedó solo por delante Cristian Rodríguez y lo hizo dando muy buenas sensaciones y manteniendo una buena ventaja de entre dos minutos y medio y tres minutos con el pelotón

Por detrás, Ineos, ante la pérdida de tiempo en la crono de la primer etapa, tomó la responsabilidad en el grupo y su líder Adam Yates dio dos acelerones en la segunda subida a Ozeka.

Su compañero Dani Martínez dio el tercero y Yates el cuarto ya entre el gentío de alrededor de la cima. Al paso por la pancarta el grupo se había quedado en 10 corredores, con ya apenas 19 segundos de desventaja respecto a Cristian Rodríguez, almeriense de El Ejido. Al que cazaron en la peligrosa bajada en la que se lanzó Pello.

Así, a 20 kms. de meta quedaban en cabeza una docena corredores, los más fuertes de la carrera, a los que se fueron sumando varios rezagados (Ion Izagirre, Soler, Urán) para llegar a los 16 que aspiraban a la victoria en Amurrio.

Pello Bilbao intentó marcharse dos veces, pero como no pudo esperó al sprint, tomó la rueda de Alaphilippe y le remontó sobre la línea de llegada.

Mañana, jueves, la cuarta etapa llevará a los corredores desde Vitoria a la localidad vizcaína de Zamudio a través de 185,6 kms. y con cuatro puertos de por medio. Los más relevantes el muro de Urruztimendi (km.147/3ª; 1900 metros al 11 por ciento y pendiente máxima al 18) y el segundo paso por el Vivero (km.166/2ª), con rampas de hasta el 19 en los durísimos dos primeros kms.