El belga Taminiaux se impone al sprint y Siskevicius es el nuevo líder

Getty Images

MADRID -- El belga Lionel Taminiaux (Alpecin Fenix) ganó la cuarta etapa de los 4 Días de Dunkerque, disputada entre Mazingarbe y Aire-sur-la-Lys, de 174,8 km, en la que se situó como nuevo líder el lituano Evaldas Siskevicius (Go Sport Roubaix).

Taminiaux (Ottignies-Louvain la Neuve, 25 años) aprovechó una llegada alborotada para atacar a 80 metros de la línea de meta y meter la rueda con escaso margen ante el acoso del polaco Stanislaw Aniolkowski (Bingoal Pauwels), tal y como demostró la foto de llegada. La tercera plaza fue para el belga Gerben Thijssen (Intermarché). Todos al mando de un pelotón que llegó a meta con un tiempo de 4h.01.55.

Es la segunda victoria para Taminiaux en su trayectoria profesional y la número 12 de la formación del Alpecin en una jornada de esprint previsible en la que las escapadas animaron el trayecto. Si hubo incertidumbre por la victoria parcial, también la hubo para establecer la general por la igualdad entre varios corredores.

Finalmente, y tras muchas cuentas, y gracias a 5 segundos de bonificación cosechados en pasos intermedios en la fuga, el lituano Evaldas Siskevicius (Go Sport Roubaix) es líder con un segundo sobre el belga Gerben Thijssen (Intermarché) y el anterior líder, el neerlandés Arvid De Kleijn (Uman Powered).

La etapa tuvo dos escapadas significativas, la primera del francés Delettre y del lituano Siskevicius, la segunda otra con los belgas Robeet y Colman y los franceses Couanon y Danés.

Robeet atacó a 27 km de meta soltando a Colman, quien ya se había conformado con los puntos de la montaña. Pero la fuga no fue lejos y fue neutralizada a 8 de meta.

Los equipos de los sprinters tomaron cartas en el asunto preparando la llegada de sus velocistas. El Alpecin organizó su estrategia a Taminiaux, quien desde lejos lanzó un latigazo que le puso en cabeza. Un último esfuerzo le dio la victoria ante Aniolkowski, no sin la emoción de la foto de llegada.

Este sábado, la quinta etapa llevará al pelotón de Roubaix a Cassel a través de 183,7 km, un recorrido plagado de cotas en la que se repetirá hasta 12 veces el ascenso a Mont Cassel (2,4 km al 4,7 por ciento). Un rompepiernas con final elevado que será clave para la general.