Máximo evento de ciclismo en Costa Rica se realizaría sin que sufra muchas alteraciones

Ciclismo Getty

La Junta Directiva de la Federación Costarricense de Ciclismo acordó la reprogramación de los eventos relacionados al ciclismo, incluyendo la Vuelta a Costa Rica 2020, la cual es prioridad para dicho ente mantenerla con diez etapas, visitando la mayor cantidad de comunidades y que no sufra tantas variaciones como se estaba pensando.

“En las próximas semanas la Comisión de la Vuelta a Costa Rica continuará trabajando incansablemente con sus aliados para concretar la propuesta en la que ha venido trabajando a lo largo de muchos meses y, de esa manera, lograr la obtención de los recursos necesarios para desarrollar las diez etapas”; cita la FECOCI en un comunicado de prensa.

De alcanzar el objetivo de diseño y la obtención de los recursos presupuestados para realizar el giro costarricense este año, la FECOCI también apuntó que tendrán hasta el 30 de junio como fecha límite para analizarlo, pero en caso de que no lograrlo procederán a un “plan B”, mismo que está en una etapa de borrador.

Sumado a eso, el ente del ciclismo costarricense ratificó que diversas escuadras internacionales ya se han puesto en contacto con ellos para solicitar una invitación a “La Vuelta” 2020; no obstante, destacaron que los equipos nacionales serán los que tendrán la prioridad.

En cuanto a otros importantes eventos de ciclismo que se realizan cada año en Costa Rica, dicho comunicado menciona que “en este momento no es posible determinar una fecha exacta para la reanudación de las actividades de ciclismo; sin embargo, nuestra responsabilidad es anticipar cualquier panorama y tomar todas las previsiones para estar listos conforme las respectivas autoridades gubernamentales lo vayan instruyendo”.

La Vuelta a Costa Rica es un evento de ciclismo que se lleva a cabo los diciembres de cada año, es el más importante y su primera edición data en 1965. Es de gran tradición y los costarricenses la esperan con mucha expectativa. Desde el 2005, forma parte del UCI America Tour dentro de la categoría 2.2 del profesionalismo.