Sergio Higuita luchó hasta el final de la Milán-San Remo que ganó Jasper Stuyven

Jasper Stuyven celebra en la Milán-San Remo Getty

Como ha sido históricamente costumbre los ciclistas colombianos no tuvieron mayor protagonismo en uno de los cinco Monumentos del Ciclismo, se disputó la Milán-San Remo con la participación de Fernando Gaviria y Sergio Higuita, siendo esta la primera gran clásica en el calendario del año. En la historia el único colombiano con triunfos entre las cinco grandes clásicas del ciclismo es Esteban Chaves, quien en 2016 conquistó el Giro de Lombardía.

Tradicionalmente los ciclistas colombianos no tienen un gran historial en las grandes clásicas del ciclismo. Los ‘escarabajos’ no han sido grandes ‘clasicómanos’ principalmente porque estas son carreras demasiado extensas y que exigen demasiada resistencia en rutas que incluyen vías pavimentadas y terrenos difíciles con pavé y tramos arenosos.

Esta vez en la edición 112 de la Milán- San Remo los colombianos Sergio Higuita del EF y Fernando Gaviria del UAE Team Emirates, no pudieron cambiar la historia y llegaron perdiendo tiempo en una carrera que ganó Jasper Stuyven con un tiempo de 6 horas, 38’ minutos y 06” segundos. Ewan y Van Aert completaron el podio.

La carrera transcurrió sin mayores acciones hasta su tramo final. El Jumbo impuso el ritm en gran parte de la carrera, pero en el final el Ineos fue el que apretó con intensidad. Principalmente hubo un grupo de fugados encabezado principalmente por Taco van der Hoorn que alcanzaron a estar más de 200km con ventaja sobre el pelotón principal, sin embargo, a 25 kilómetros del final fueron cazados.

En el pelotón principal se logró mantener siempre Sergio Higuita quien cerrando el lote hasta los últimos kilómetros llegó en el puesto 36 a 10” segundos. Mientras que Gaviria perdió terreno a falta de 23km y finalmente arribó a meta a en posición 113 a 7’ minutos y 14” segundos.