Il Lombardía varía parte del recorrido, pero será un desafío para escaladores

EFE

MADRID -- Il Lombardia, último monumento del calendario World Tour que se disputará el 10 de octubre, será un nuevo desafío para los escaladores, que deberán superar seis cotas en un recorrido que acumula 4.500 metros de desnivel, entre las que no se incluye el Muro de Sormano.

En el trayecto de 239 kilómetros entre Como y Bérgamo las subidas serán 6: Ghisallo, Roncola, Berbenno, Dossena, Zambla Alta y Passo di Ganda, pero no está incluido ni el ascenso ni descenso al temible Muro de Sormano.

Entre los inscritos para la prueba figuran en estos momentos Tadej Pogacar (UAE Emirates), Primoz Roglic (Jumbo-Visma), Vincenzo Nibali (Trek-Segafredo) y Remco Evenepoel (Deceuninck-Quick Step), éste último vuelve a la prueba donde sufrió un grave accidente en 2020 en el descenso de Sormano.

"El Tour de Lombardía vuelve a su fecha original con un nuevo recorrido muy selectivo. No se pasará por el Muro de Sormano, pero habrá una sucesión de subidas que acumulan 4500 metros de desnivel. Como cada año habrá grandes campeones en la salida", declaró el director de la prueba, Mauro Vegni.

Entre los equipos participantes tomarán la salida 20 del World Tour y 6 Pro Team, entre ellos el Movistar.