Van Aert, Evenepoel y Bélgica quieren el oro en casa

Getty Images

MADRID -- La poderosa selección de Bélgica y sus dos principales figuras, Wout van Aert y Remco Evenepoel, se presumen los grandes favoritos para la prueba en línea de los Mundiales de ciclismo que se están disputando en Flandes y que este domingo cerrará el programa de carreras.

Plata y bronce el domingo pasado en CRI por detrás del italiano Filippo Ganna, Van Aert, gran candidato para cualquier tipo de carrera, y Evenepoel, que debería llegar sin mucha competencia al sprint para ganar, no obstante tienen rivales de sobra para aguarles la fiesta que se montaría en tierras flamencas si ganan.

Empezando por los Países Bajos liderados por Matthieu van del Poel, el gran rival de Van Aert, y pasando por la Eslovenia de Tadej Pogacar, Primoz Roglic y, su tercera bala, Matej Mohoric.

Aunque los dos grandes dominadores de las grandes vueltas por etapas en los últimos años son una incógnita a la espera de comprobar el estado de Roglic, que no corrió la crono individual en la que hubiese sido uno de los grandes favoritos tras proclamarse campeón olímpico en Tokio 2020.

Pogacar sí participó en la CRI y quedó décimo confirmando que no está al nivel de forma de julio cuando se impuso en su segundo Tour de France seguido.

También son candidatas a las medallas Francia con el vigente maillot arcoíris Julian Alaphilippe y la Italia del campeón de Europa Sonny Colbrelli y Matteo Trentin, clasicómanos y velocistas. En el Europeo, Colbrelli se fue con un desatado Evenopoel y le remató al sprint para colgarse el oro.

La Dinamarca de Kasper Asgreen, cuarto en la crono, y Magnus Cort Nielsen, espléndido en la Vuelta 2021 con tres victorias de etapa de diferente perfil, también aparecen en unas apuestas que no reparan demasiado en Peter Sagan.

Ya sin el poderío de cuando su triplete seguido 2015-2016-2107, y en una selección menor, al eslovaco, con solo 31 años, la posibilidad de lograr ser el único corredor en la historia con cuatro títulos absolutos, algo que no ha conseguido nadie, seguro que le sigue motivando.

En el intento se quedaron el italiano Alfredo Binda, los belgas Eddy Merckx y Rik van Steenbergen y el español Oscar Freire. Cuatro grandes, como Sagan.

Freire consiguió en la edad de oro de un ciclismo español que retirado el cántabro y este año sin Alejandro Valverde -seis medallas, un oro, tres platas y dos bronces-, lesionado en una caída en la Vuelta, parte sin estar en la pomada. Algo que casi ni se recuerda.

Los de Pascual Momparler fían sus escasas opciones sobre todo al guipuzcoano Alex Aranburu, ganador este año en Sestao en la Vuelta al País Vasco de su primera y única prueba UCI World. Aunque también esperan pelea del asturiano Iván García Cortina y el madrileño Gonzalo Serrano, y se ilusionan con la proyección del granadino Carlos Rodríguez Cano (20 años).

Aranburu, Cortina y Serrano son corredores para pruebas de un día y con cierta velocidad para llegadas de carreras como la de este Mundial, un recorrido técnico de 267,7 kilómetros entre Amberes y Lovaina lleno de muros explosivos e incómodos adoquines, como corresponde a una prueba por Flandes, y con un total de 2.500 metros de desnivel acumulado.

Más veloces son Fernando Gaviria, Juan Sebastián Molano y Álvaro José Hodeg, tres rematadores de una sorprendente Colombia llena de velocistas y también con Rigoberto Urán, Esteban Cháves y Sergio Higuita.

La carrera partirá de Amberes poco antes de las 10.30 de la mañana y la llegada a Lovaina está prevista para las 17.00 horas. Con ella se pondrá fin a un Mundial de Flandes con once carreras desde que arrancara el domingo 19 con crono individual elite masculina que ganó Ganna por delante de Van Aert y Evenepoel, quienes tratarán mañana de convertir la plata o el bronce en oro.