Carlos Sainz mantiene su pelea por el campeonato de F1

Carlos Sainz Jr. sigue creyendo en sus posibilidades para ser campeón de la Fórmula 1

Carlos Sainz (Madrid, 1994) llega al Gran Premio de España con la posibilidad de lograr su primera victoria en Fórmula 1. De conseguirlo, sería en casa y al volante de un Ferrari. Un triunfo que le haría estar más cerca de luchar por alzarse con el campeonato -le separan 51 puntos del liderato que tiene su compañero Charles Leclerc-. Un título que, según reconoció en una entrevista con EFE, “todavía” cree “que se puede” conseguir.

Calros Sainz no ha logrado los resultados esperados, o que sí ha cosechado su compañero, en este arranque de mundial por errores ajenos -una bandera roja en Australia le impidió firmar la pole y un choque de Ricciardo por detrás le hizo abandonar- y propios por la falta de confianza en su Ferrari. A pesar de esto se muestra optimista por estar “cerca aún así” y advierte de que “van a llegar cosas buenas a la mínima que encuentre esa decimita que encontré en la segunda mitad del año pasado”.

Pregunta: Quedan dos días para el GP de España. ¿Cómo van esos nervios?

Respuesta: Bien, todavía no los hay. Suelen llegar más el domingo. Hasta entonces, concentrados y preparando bien la carrera. Obviamente bastante ocupado, pero es parte siempre del Gran Premio de casa.

P: Su primera victoria podría llegar en casa. ¿Cómo se gestiona la presión de que su nombre siempre esté rodeado de la pregunta o comentario de cuándo llegará su primera victoria?

R: Bueno, estoy acostumbrado ya a este tipo de preguntas. Las entiendo. La gente tiene ilusión y ganas, igual que la tengo yo. Lo que no puede olvidar nadie es que el que más ganas tiene de conseguir esa primera victoria y que pase lo antes posible soy yo. Soy el primero que lo va a disfrutar y lucha para que pase.

P: Ya sabe que en el mundo en el que vivimos la gente opina muy fácilmente y de todo. De usted se ha llegado a decir que ya no puede luchar por el Mundial, cuando son 23 carreras y apenas hemos empezado... ¿Usted se pone una fecha límite para decir 'vale, ya no estoy en la pelea'?

R: Eso se irá viendo. Hablar del campeonato en la quinta carrera es un poco locura. Sí que es verdad que preferiría estar en la posición de Charles (Leclerc) o de Max (Verstappen); la cambiaría porque querría decir que no tendría dos cero (carreras abandonada), pero sin esos dos ceros estría metido de lleno en la lucha, pero queda mucho. Ha habido ejemplos en el mundo del deporte que te enseñan que hasta el último momento todo puede pasar, y me refiero al Real Madrid. A ellos le quedaban cinco minutos y a mí 18 carreras, así que todavía creo que se puede hacer y que queda mucho margen.

P: Dos circuitos en los que es clave la clasificación, donde este año más esquiva le ha sido la suerte…

R: Por eso estoy relativamente tranquilo. Prácticamente en todas las carreras en las que no he tenido problemas he estado en la lucha por la pole y por el podio o victoria. Tiempo al tiempo. Va a acabar llegando y me encantaría que fuera aquí en España.

P: Ya ha mencionado al Real Madrid y su espíritu de lucha. Le vimos alucinar en un vídeo con la remontada contra el Manchester City. La final de la UCL le pilla en Mónaco. ¿Ya ha pensado cómo hará para verla?

R: Verlo lo veré, de una mantera u otra. No sé lo que tengo el sábado por la tarde-noche en Mónaco, pero me ocuparé de decirle a Ferrari que hay que bloquear esa hora y media (ríe). Espero no tener mucho que hacer a las nueve de la noche. Así que a disfrutarlo. El Real Madrid ya ha hecho gran parte de lo que tenía que hacer este año que era ganar la Liga y llegar a la final, que incluso si no se gana los momentos que nos han hecho pasar este año ya les honran.