En que nos quedamos y qué sigue en la Fórmula 1: Hungría

Max Verstappen logró una victoria refrescante en Austria y viene con esa confianza a Hungría. Mark Thompson/Getty Images

En qué nos quedamos...

El Gran Premio de Alemania fue todo lo que no esperábamos y más. La lluvia es un elemento que en el automovilismo provoca caos y como dijo el personaje de Petyr Baelish, el famoso 'Little Finger' en Game of Thrones: "Chaos is a ladder" (El caos es una escalera).

Esa escalera, resbaladiza además, fue el instrumento del cual cayeron unos y treparon otros. Esos que subieron los escalones lo hicieron casi como salmones, a contracorriente en una pista anegada que se volvió más difícil en cuanto se iba secando, porque había zonas donde las llantas 'slicks' funcionaban y otras donde se convertían en patines sobre un terreno enjabonado.

También la lluvia separa a hombres de niños, a cerebros de impulsos y al ser una circunstancia extrema iguala las posibilidades en la pista. Por ello tuvimos un podio inaudito, porque Verstappen volvió a ganar, porque Vettel salió último y terminó segundo y porque el ruso Daniil Kvyat se trepó al último escaño.

Una carrera entretenida y llena de 'carnita', proporcionada sobre todo por la curva 16, donde muchos tuvieron su propio muro de los lamentos.

En el campeonato de pilotos 'Mad Max' Verstappen recortó a 62 puntos la diferencia con Lewis Hamilton y 22 con Valtteri Bottas.

Qué sigue…

El Gran Premio de Hungría, la última parada antes de hacer válidas las reservaciones en la playa y tener cuatro fines de semana libres. El que gané en Hungría tendrá unas dulces vacaciones, seguramente los otros 19, no tanto.

Hugaroring es una pista de 4.381 kilómetros de longitud y 14 curvas, donde el Hamilton ganó en 2018 y Vettel fue segundo.

Ferrari ha recortado distancias, es rápido en prácticas, pero siempre encuentra la manera de arruinarlo todo. Si un día Ferrari no se boicotea a sí mismo ganará un GP.

MERCEDES

En qué nos quedamos…

Mercedes festejaba su aniversario más de su tremenda historia con autos blancos, porque ese era el color oficial de Alemania en los Grandes Premios, pero tuvieron que raspar el auto para quitarle la pintura para dar el peso y ahí nacieron las flechas plateadas. Luego de esa bonita anécdota, vino la realidad pasada por agua. Primero una gran calificación y una carrera desastrosa. Lideraban la carrera y su dos pilotos cometieron errores, luego una parada en pits de casi un minuto. Quizás fue un homenaje a las de hace 80 años.

Qué sigue…

La frustración de Hamilton fue tal que no autorizó que se usara su imagen para el reality "Drive to Survive". Muy infantil, mucho ego, ojalá recapacite. No puedes ser valiente y amable sólo cuando ganas.

FERRARI

En qué nos quedamos…

Grandes prácticas, terrible calificación con fallas en ambos carros.En carrera, sol y sombra. Leclerc se vio de repente con la oportunidad de liderar la carrera y en cosa de un segundo se embarró en el muro. Vettel, magistral del 20 al 2, sin un solo despiste.

Qué sigue…

El triunfo, nada más. No pueden irse al receso sin ganar una. Ferrari ha sido el peor enemigo de Ferrari. Es cuestión de quererse un poco.

RED BULL

En qué nos quedamos…

Max Verstappen es el único piloto no Mercedes que ha ganado este año. Lo volvió a hacer. Se repuso de un trompo en Hockenheim y se bañó en champaña. Gasly, calificó excelente, mala suerte y sin puntos. Yo me preocuparía..

Qué sigue…

Verstappen lleva una temporada casi perfecta. Nadie duda que es el próxima gran jefe de la categoría. Hungría será otra oportunidad para acabar con los pronósticos.

RACING POINT

En qué nos quedamos…

Lance Stroll capitalizó una gran estrategia de Racing Point, que, ahora sí, tuvo mejoras evidentes en su auto. Checo Pérez fue el primero en despistarse en Alemania. Un error poco usual para el mexicano y su sequía de puntos creció, paradójicamente, en el agua.

Qué sigue…

Anuncian más mejoras. Checo necesita puntos en calidad de urgencia. Dice que ya se arregló para extender su contrato, pero estas épocas son en las que tienes que demostrar para que las condiciones y la cifra sean las que quieres.

RENAULT

En qué nos quedamos…

Hulkenberg circulaba segundo, el piloto que nunca ha subido a un podio en F1 en 169 intentos, parecía que lo lograría, todos lo pensaron, no lo decían, no lo querían salar... y chocó.

Qué sigue…

El puesto de Hulkenberg está en entredicho desafortunadamente. Todo dependerá de lo que piense Alain Prost, quien acaba de ser nombrado CEO no ejecutivo de Renault, en la búsqueda de enderezar este árbol, cuyas ramos rozan el piso.

TORO ROSSO

En qué nos quedamos…

Kvyat hizo la hombrada. Acá ya lo dábamos por muerto y el ruso navegó, literalmente, hasta el tercer lugar en el podio. Albon fue sexto. Un día de fantasía para el equipo.

Qué sigue…

Lo mismo imposible, ni un huracán repetiría podio para ellos. Pero puntos deben caer en su bolsa.

ALFA ROMEO

En qué nos quedamos…

Kimi y Giovanazzi sufrieron un castigo de 30 segundos por discrepacias con el uso de su embrague.

Qué sigue…

Kimi es el piloto que más veces ha subido al podio en Hungría con 8, pero sólo una victoria. Para ser una pista tan compleja, podemos llamar especialista al finlandés.

HAAS

En qué nos quedamos…

Lugares 7 y 8 en la carrera, terminar en los puntos, con el auto andando. Eso ya es superlativo luego de tantos problemas en las carreras más recientes.

Qué sigue…

Los contratos para 2020. Están ahora en el quién se va y quién se queda. Más les vale no hacer un escándalo en Hungría

McLAREN

En qué nos quedamos…

Sainz se revalora carrera tras carrera. Madurez y resiliencia. Un quinto lugar que habla de constancia.

Qué sigue…

Necesitan aprovechar cualquier descuido para meterse a un podio en 2019.

WILLIAMS

En qué nos quedamos…

¡AAAAALE-LUYA! Kubica obtuvo un punto en Alemania. Increíble. A río revuelto ganancia de Williams. Sólo en una pista mojada, el bote de remos del equipo de don Frank y su hija Claire lo podían haber hecho.

Qué sigue…

No se puede pedir más. El punto fue un milagro.

PRONÓSTICO

Vettel, porque Ferrari no puede cometer tantos errores todo el tiempo.