Sainz: "Se está llegando a un punto que empieza a ser un poco ridículo"

El español Carlos Sainz (McLaren) y el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) fueron los únicos que completaron el segundo intento en la clasificación del Gran Premio de Italia, que se disputa en Monza, tras un esperpéntico final en el que los pilotos no querían ser el primero en realizarla para aprovechar el rebufo, un comportamiento que en opinión del madrileño "empieza a ser un poco ridículo"

"Cuando pasan cosas así creo que se está llegando a un punto que empieza a ser un poco ridículo en televisión, pero habrá gente a la que le guste por el 'show' de ver quién va a hacer la vuelta y quién no, pero otra dirá que para qué existe la clasificación si intentan ir todos detrás de uno", dijo el madrileño a Movistar F1.

"El caso es que yo ya había completado una vuelta y había dos o tres coches que no la habían completado y han decidido no completarla, parece", declaró sobre unas maniobras que están siendo investigadas por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

"El rebufo son entre medio segundo y siete décimas, por eso todos lo queremos. La única vez que no te sirve el rebufo es cuando no vas a hacer la vuelta, así que prefería hacer la vuelta aunque fuera sin rebufo. Cuando me han dicho que tenía tres segundos de margen y que nadie iba he dicho 'pues voy yo'", añadió.

Por último, Sainz se mostró contento con la séptima posición conseguida en la clasificación, aunque aseguró que será difícil escalar más posiciones en la carrera: "Los dos Renault estaban a años luz desgraciadamente y mañana salimos séptimos por delante de un Red Bull, así que perfecto. El coche en carrera siempre va un poco mejor, pero el Renault nos ha sacado mucho en clasificación y será difícil batirles", concluyó.