Un sueño mexicano se cumplirá en el Gran Premio de México

El joven mexicano Patricio Barroso busca abrirse camino en el mundo del automovilismo. Su herramienta de trabajo no es un casco, ‘nomex’, ni tampoco un volante. El originario de la Ciudad de México aplica su conocimiento detrás de una computadora y como ingeniero busca ayudar a la escudería a consolidarse como ‘la mejor del resto’.

La Engineering Academy de Infiniti se ha convertido en la plataforma que impulsa a los jóvenes nacionales y Barroso, con solo 21 años, busca ganarse un lugar y en su andar emular a Alexandros Paleologos, quien fue el ganador en 2016 y en los últimos meses fue contratado por la escudería McLaren para trabajar en el diseño del bólido de 2021.

“Yo creo que Alex es un perfecto ejemplo de éxito de esto y las puertas que te puede abrir habla mucho del prestigio de este programa. La academia tiene cierto nombre y las demás escuderías saben que recibirán a gente de cierto nivel”, comentó.

“El año pasado le gané a gente con maestría, que tenían cuatro años de experiencia de trabajo o estudiando en Europa y veía opciones bajas para ganar, pero decía que con el top10 era el logro suficiente. Fue intentar dar lo mejor y consciente de haber llegado lejos. No hay otro como este programa y ningún otro te puede dar entrada a la Fórmula 1 como es este proceso”, externó.

Barroso tuvo su oportunidad cuando únicamente contaba con 20 años y estudiaba el quinto semestre de la carrera de Ingeniería, por ello reconoce que al estar frente a la puerta de sus sueños debe poner una pausa a sus estudios.

“Una vez que ganas tienes seis meses en el centro de desarrollos técnicos y luego seis meses con Renault F1. Llegas a Inglaterra y conoces gente nueva, de todas las culturas y los mejores ingenieros jóvenes del mundo; comparten tus pasiones y entusiasmo y se crea un ambiente positivo y muy bueno. Todavía me quedan dos meses en Renault y tengo todas mis puertas abiertas y con comentarios positivos. Siempre hay posibilidad y mi sueño es el sector automotriz y ‘autosport’. Quiero trabajar en este sector y después tengo que terminar mi título, pero tengo puertas abiertas”, mencionó.

La demanda por ganarse un sitio provoca que Infiniti reciba seis mil solicitudes en México; ganador podrá trabajar y aprender en Reino Unido a lo largo de un año.

“Esta es una de las cosas más grandes de este programa. Como ingenieros mexicanos ¿cuál es la posibilidad de entrar a esto sin este programa? Ninguna compañía en el mundo abre las puertas a los ingenieros mexicanos de la manera que lo hace Infiniti”, dijo.

Su trabajo se verá reflejado en el próximo Gran Premio de México que se realizará este fin de semana en el Autódromo Hermanos Rodríguez. El joven, junto con un equipo de ingenieros, aportó en el sistema de frenado que usarán Nico Hülkenberg y Daniel Ricciardo en el AHR.

“Se iban probando herramientas desde Monza. Fue la primera prueba que se hizo y en México se utilizará en pista y feliz por este logro. Sacaremos nuestro trabajo del nivel producción para que se use en vivo, en carrera”, concluyó.