Checo Pérez arranca cuarto, detrás de Lance Stroll

Sergio Pérez con el Racing Point durante la calificación para el Gran Premio de Hungría. Getty

Sergio Pérez arrancará desde la cuarta posición el Gran Premio de Hungría, tercera fecha de la Fórmula 1. Una buena posición de arranque para el mexicano, pero algo opacada por el hecho de que su compañero, Lance Stroll, le quitó el tercer cajón.

No cabe duda que el Racing Point es un auto competitivo. Lo fue en el rápido Red Bull Ring y lo es ahora en el sinuoso Hungaroring. Más allá de las quejas de Renault, RP se perfila para otro buen fin de semana de F1. Internamente las cosas no deberían estar tan armoniosas.

En esta semana se supo que el equipo de Lawrence Stroll ha hecho una oferta a Sebastian Vettel, misma que el piloto cuatro veces campeón no niega y por el contrario, “será mi decisión”, dijo. Checo Pérez y Lance Stroll tienen contrato, pero alguno deberá salir para dar cabida a una eventual llegada de Vettel.

La competencia en F1 es dura y más contra el compañero de equipo y se recrudece cuando uno de los asientos está en juego. De momento Lance se anota una pequeña victoria sobre el tapatío, al ganarle en la calificación en Budapest, pero Checo Pérez tendrá su gran revancha en la carrera, en la que normalmente es mucho mejor.

En la pasada fecha, en Estiria, Pérez largó 17mo y terminó sexto, por encima de Stroll al que rebasó en pista. Fue un manotazo en la mesa por parte del mexicano, que ahora deberá reeditar en Hungría y hacer méritos por una plaza muy competida y que, de momento, parece que Stroll la tiene por ser el hijo de uno de los socios mayoritarios.