Max Verstappen protagoniza raro incidente; Red Bull pudo reparar el monoplaza

Momento en el que el Red Bull termina en el muro de contención. F1

Max Verstappen protagonizó un peculiar accidente en el circuito Hungaroring, sede del Gran Premio de Hungría. El holandés perdió el auto y se fue contra el muro de contención, cuando llevaba el auto del garaje a su cajón de salida en parrilla.

Afortunadamente para él, el Red Bull pudo ser reparado–el ala delantera tuvo que ser cambiada sin ir a pits y también se hicieron trabajos en la suspensión delantera izquierda (eso le hubiese costado arrancar desde los fosos). Pudo acomodar el auto en la posición séptima y esperar la salida de la competencia, tercera de la temporada de la Fórmula 1.

La lluvia se convirtió en una inesperada protagonista en el Hungaroring. Así se inició el Gran Premio y Verstappen se convirtió en una víctima de la misma. Raro en un piloto de su nivel, destacado en condiciones de mojado.