'Bills Mafia habla nuestro lenguaje': Daniel Ricciardo sobre Josh Allen, Tom Brady y la NFL

Para Ricciardo es claro porque decidió por los Bills: su afición le recuerda porque le gustan los deportes

El piloto de Fórmula 1 Daniel Ricciardo se podría ver como un miembro raro en el club de aficionados de los Buffalo Bills.

La estrella de McLaren, uno de los pilotos más populares de la F1 y ganador del pasado Gran Premio de Italia, es el tipo de persona que asociarías con el clima cálido. Creció en la costa oeste de Australia y como a mayoría de sus rivales de F1 vive entre el brillo y glamour de Monte Carlo. Su equipo de NBA son Los Angeles Lakers, su equipo de MLB Los Angeles Dodgers.

Para la NFL, aparentemente tenía una excusa para elegir uno de los rivales divisionales de los Bills, los New England Patriots.

La cantidad de personas que han atrapado un pase de Tom Brady suena a una pregunta de trivia, pero Ricciardo puede ponerse en esa lista. Como parte de un evento promocional en 2018 en el marco del Gran Premio de Monaco, Daniel Ricciardo, estuvo en un yate y atrapó un pase de Brady -entonces en los Pats- que lo lanzó desde otro yate.

Una razón envuelta con listón para irle a los Patriots. Pero Ricciardo no la aceptó.

“Obviamente conocí a Brady y fue asombroso, increíble”, reconoce a ESPN de cara al Gran Premio de los Estados Unidos en Austin, Texas.

“El pase de Brady fue surreal. No solo recibir el pase, hacerlo de yate a yate fue loco”.

“El primero lo atrapé, luego me puse atrevido y me dije, vayamos más atrás’. Echamos en reversa el yate y no atrapé el otro par”.

“(Pero) todo era Brady los Patriots, así que pensé en hacer algo diferente”.

“Me forcé a no irle a un equipo de California. Cambiemos un poco. Pensaba en algo diferente”.

‘Algo diferente’ para Ricciardo, fue Buffalo. Irle a Bills ahora parece fácil –en la cima de la AFC Norte con marca de 4-1, los Bills parecen como contendientes seguros al Super Bowl y el mariscal de campo Josh Allen está firmemente en la conversación del MVP de la temporada. Parece que será el año de Buffalo-.

Pero Ricciardo notó a los Bills poco antes de que todo iniciara-. Josh Allen, al que Ricciardo conoció en el Gran Premio de Mónaco un año después de su recepción a Brady, llamo su atención.

“Ya se había hecho un nombre, pero era una estrella en ascenso. Ha sido muy cool seguirlo”.

Ricciardo tampoco se pudo sacudir el sentimiento de que había algo distintivamente australiano en los Bills. Podría sonar extraño –los Bills se están calentando, pero las temperaturas en New York van en sentido opuesto-. Después de todo, hay una razón por la cual el resto de equipo de Ricciardo en deportes estadounidenses, están en la costa oeste.

Se le preguntó si ha estado en un partido de los Bills a Ricciardo, quien atendió al Super Bowl LIV en el Hard Rock Stadium de Miami como aficionado neutral, entre risas contesta: “No”.

“No te voy a mentir, odio el frío. Así que es muy raro que haya elegido a los Bills”.

“Sufriría. No tengo suficiente grasa corporal para lidiar con esas temperaturas”.

No tienes que buscar mucho en internet para encontrar videos de aficionados de Buffalo, afectuosamente llamados, Bills Mafia, y cómo celebran. Ya sea que beban en el frío o se arrojen ellos mismos -o entre ellos- sobre una mesa, los Bills son conocidos por celebrar en la victoria o la derrota.

Daniel Ricciardo, cuyo famoso festejo consiste en llenar con champagne una de sus botas de carrera y beberla, antes de pasársela a otro piloto en el podio, dice que la base de aficionados de Bills le recuerdan lo que es mirar deportes con sus amigos en Australia.

“Para ser honesto amigo, siempre miro algo viral en Instagram sobre la Bills Mafia. Me recuerda a mis amigos en casa”.

“Es un equipo al que apoyaríamos. Hablan nuestro lenguaje”.

“Creo que todos la pasan bien. Son aficionados muy leales. Sé que la Bills Mafia tiene una gran caridad, otro incentivo para apoyarlos. Dan algo a cambio a la comunidad y eso me parece muy ‘chido’”.

El respeto entre Ricciardo y Allen es mutuo.

Como muchos de los nuevos fanáticos de la F1, Allen se ha acercado gracias a la exitosa serie Drive to Survive de Netflix. El programa ha aumentado el interés por la F1, especialmente en los Estados Unidos. El compañero estrella de la NFL de Allen, JJ Watt, tuiteó su nuevo amor por el deporte a principios de esta temporada, lo que provocó una invitación de Mercedes, los reinantes campeones mundiales.

Allen dijo que cualquiera que vea el programa sería fan de Ricciardo, con quien comparte agencia en CAA Sports.

"Obviamente, cualquiera que vea ese programa entiende el tipo de persona que es Daniel Ricciardo, simplemente parece una persona muy divertida y vibrante", comenta Allen a ESPN.

"Me gusta asociarme con gente así. Soy un gran admirador de él".

La conexión de Ricciardo ha sido divertido para Allen. Iba conduciendo a las instalaciones de Buffalo antes de un partido contra los Steelers cuando Ricciardo se adjudicó la victoria en el popular Gran Premio de Italia en septiembre, la primera victoria del australiano desde Mónaco en 2018 cuando la pareja se conoció.

"Me despierto todos los domingos para verla (F1). Los sábados verifico la clasificación, obviamente estamos aquí [en las instalaciones], pero me despierto los días de juego y generalmente enciendo la radio, o con el teléfono mientras conduzco”.

"Lo de Pittsburgh fue realmente genial, conduciendo al estadio y viendo que ganó".

Drive to Survive abrió los ojos de Allen a un mundo del que antes no sabía nada. El programa lo ayudó a apreciar lo complicado que puede ser el campeonato.

"Me encantan los coches. Los coches de Fórmula 1 son absolutamente locos, me encanta el ruido que hacen”.

"Todo el entorno que lo rodea, lo particular que es. Hay tantas reglas intrincadas que no mucha gente conoce”.

"Es mucho más que gente conduciendo, es un juego tan estratégico cuando tienes dos pilotos [en una batalla], ellos enfrentan a algunos muchachos para tratar de ponerlos frente a una persona y frenarlos. Es increíble cómo entra mucho de eso".

El Gran Premio de Estados Unidos comienza con la práctica del viernes 22 de octubre, seguida de la clasificación el 23 de octubre y la carrera en sí el 24 de octubre.

Información adicional de Alaina Getzenberg.