Así se vivió el primer día del Gran Premio de México 2019

Gran Premio México Formula 1 Getty

El Autódromo Hermanos Rodriguez vivió su primer sesión de actividad intenso a un día de la celebración de celebrar la quinta edición del Gran Premio de México.

Pilotos e integrantes de escuderías arribaron al lugar desde primera hora del día para poner a punto los bólidos que rodarán este viernes en la primera sesión de la carrera, misma que podría ver el sexto título de Lewis Hamilton.

Una imagen de una iguana gigante pintada en la fachada del centro de medios sorprendió a muchos pilotos, invitados e integrantes de escuderías. Los organizadores le dieron un giro a la temática y dejaron de lado el Día de Muertos para celebrar las tradiciones de Oaxaca y la Guelaguetza se presentó en la zona de paddock.

Un pequeño pasillo se convirtió en la novedad para los equipos, pues una pared fue pintada con fachada de casas de un tradicional pueblo mexicano y un letrero con focos fluorescentes con la leyenda ‘México lindo y querido’ invitaba a tomarse una fotografía.

El Presidente y Director General de Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), Alejandro Soberón, destacó esto y dijo que “México muestra su cultura y enseña que tiene mucho por mostrar al mundo”.

Hamilton se convirtió en el objetivo principal de los medios. Fotógrafos y camarógrafos intentaron captar cada movimiento del corredor de Mercedes, incluso esperaron a que saliera del baño para obtener una imagen.

Con la continuidad de la carrera en el calendario de años posteriores, el sector mexicano lució alegre, relajado y los propios Sergio Pérez y Esteban Gutiérrez sonrieron cada vez que les preguntaban sobre el mantener el circuito en el Gran Circo.

Los pilotos de Red Bull, Max Verstappen y Alexander Albon, animaron el lugar con una dinámica al colocarse un mandil de taquero y demostrar sus habilidades frente a un trompo de carne al pastor.

Max y su conocida sonrisa alegraron a los presentes y al lado de su compañero comieron unos tacos, pero fue el holandés quien se ganó a los presentes al señalar que ama la comida azteca.

Para no quedarse atrás, la escudería Toro Rosso mostró las habilidades de Pierre Gasly y Daniil Kvyat en la Paint Shop, en la que cada uno decoró una chamarra de mezclilla con aerosol.