Checo Pérez agradece lo directo que es Helmut Marko y ha aprendido la lección con Lando Noris

Checo sabe lo importante que es terminar tercero en el campeonato y espera acabar en el podio en Hungría

Checo Pérez, en conferencia con medios mexicanos, acepta que llega a Hungría luego de dos malas carreras -en Austria y en Inglaterra-. Entiende que la presión crece y que en Red Bull hay un personaje poco común y cuyas opiniones valen mucho dentro del equipo.

Helmut Marko es el consejero principal y la voz que escucha Dietrich Mateschitz, dueño de la organización. Su estilo es parco, directo y duro. Cuando tiene que criticar a alguno de sus pilotos, no se anda con protocolos ni paliativos, el austriaco es una flecha punzante. Pero esto, lejos de tomarlo mal, Checo Pérez lo agradece.

"Tengo una buena relación. Helmut es muy directo y honesto en lo que piensa, en cómo ve las cosas", puntualizó el piloto mexicano. "Eso, la verdad que después de tantos años en la F1 donde hay pocos personajes así -normalmente te dicen una cosa, pero piensan otra- entonces es difícil leer a las personas dentro de este mundo, y con él tienes transparencia total y sabes exactamente dónde estás parado".

Y Checo está parado quinto en el campeonato de pilotos, detrás de su rival directo Valtteri Bottas, (Mercedes) y del inesperado Lando Norris, quien con su McLaren ha enseñado una valiosa lección al tapatío: "Aprendí a no tenerlo adelante", ironizó Sergio Pérez.

Norris es tercero en esta particular disputa a la sombra de la rivalidad Hamilton-Verstappen, pero que es muy importante en la lucha entre Mercedes y Red Bull por el campeonato de constructores. Lando ha sido un constante dolor de cabeza para Checo a lo largo de la temporada: en Austria, último escenario del encontronazo, el británico y el mexicano protagonizaron una polémica maniobra que se saldó con el RB16B de Pérez fuera de la pista y que acabó con sus posibilidades de podio, mismo que logró Lando.

"Sin duda es importante (terminar tercero en el año). Más porque estamos peleando el campeonato de constructores y es súper importante sacar la mayor cantidad de puntos posibles cada fin de semana".

Pese a estos contratiempos, Checo considera que en la organización de Milton Keynes -incluida la pesada opinión de Helmut Marko- tiene una positiva impresión de su trabajo en lo que va del 2021. Él mismo lo cree así.

"Positivo. Creo que ha sido un inicio prometedor, mis primeras 10 carreras con Red Bull. Sin duda esperaba mejores resultados hasta el día de hoy; vengo de dos muy malas carreras, sino estaría sin ningún problema en el tercero en el campeonato de pilotos".

"Es una temporada larga. Ya tengo experiencia y sé que en cada carrera te cambia la vida en la F1, entonces es importante mantener la calma y seguir progresando y los resultados llegarán".

Mantener la calma, saber manejar la presión en el deporte de alto rendimiento se ha convertido en un tema y en los últimos meses hay dos momentos coyunturales sobre este debate: la decisión de Naomi Osaka de abandonar Roland Garros y la de Simone Biles de apartarse del equipo estadounidense de gimnasia -Biles estaba considerada como favorita para llevarse el oro en varias modalidades-.

"Estás expuesto cada quince días, cada semana con tantas carreras y tienes una presión muy grande... porque son organizaciones muy grandes, de 1000 personas por equipo más o menos, y al final del día estás solo arriba del auto".

"Entonces sí tenemos una presión importante en la F1. Creo que como ningún otro deporte estamos expuestos 100 por ciento a la prensa desde que llegamos... mentalmente es un deporte tenso, pero pues creo que cualquier ámbito en el máximo nivel es muy demandante", puntualizó al respecto Checo Pérez, quien, además, debe lidiar con el duro Helmut Marko, quien esperará un buen resultado en el Hungaroring en Budapest, una pista la cual se le ha complicado a Checo en su carrera -su mejor resultado ha sido una séptima posición-. Pero el mexicano tiene claro lo que espera para este domingo: "Un podio".

Con eso seguro escalaría en las posiciones, se iría más tranquilo de vacaciones y 'capotería' con ese toro que es Helmut Marko.